dilluns, 25 de gener de 2021

La estación de las tormentas 1

Hoy nos adentramos en la primera entrega de una trilogía que para mí es toda una novedad y que fue publicada en su idioma original en 1990 y que incluso tiene una adaptación cinematográfica.

Charlotte Link nos presenta La estación de las tormentas 1 de la mano de la Editorial Grijalbo.

Con una portada muy evocadora nos encontramos con una mujer joven, bajo una lluvia que parece acompañar su estado de ánimo, un reflejo de unas lágrimas que parecen quedarle atascadas en la garganta mientras mira con anhelo y mucho sentimiento una casa, un hogar…. Una despedida que quien sabe cuánto tiempo durará o si alguna vez podrá volver.

Estamos a punto de entrar en una historia familiar, donde uno de los protagonistas principales será el momento histórico que viviremos, una época marcada por la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa… pero quizás que no me adelante tanto a los acontecimientos.

Nos encontramos en 1914 en Prusia donde una joven Felicia Domberg  reside en la casa familiar en la zona Oriental, en Lunnin, allí vive como una niña mimada de clase alta quien está enamorada de su amigo de la infancia Maksim, un joven que respira política y con unas ideas muy claras y que no quiere compartir con ella ya que según él no lo entendería.

Maksim es su gran amor aunque este decide marcharse a Rusia llamado por las ideas comunistas dejándola a ella con el corazón roto, dos personalidades muy distintas, ella quiere vivir su amor y el momento, él quiere cambiar el mundo con su propia visión de lo que podría llegar a ser.

Estalla la Primera Guerra Mundial y Felicia nos mostrará su verdadero carácter, capaz de dar un último momento de paz a su abuelo moribundo y tras su perdida marcharse junto a su abuela a Berlín intentando empezar de nuevo.

Allí conocerá a un hombre capaz de ofrecerle lo que ella necesita, Alex Lombard con quien se casa, aunque su corazón seguirá amando a Maksim, un triángulo amoroso marcado por el deseo y el poder.

Una historia que refleja la Alemania del siglo XX y el papel de las mujeres quienes luchaban por sus derechos y anhelos aunque el mundo fuera de los hombres en guerra.

Esta novela es solo una primera parte, un prólogo excelente de lo que nos queda por vivir con ellos, una drama histórico donde el amor, la guerra y la muerte parecen ir de la mano y donde los personajes evolucionan a golpe de realidad, no todo era blanco o negro y cuesta mucho dominar al corazón.

La autora nos presenta capítulos cortos, un hecho que le da un ritmo constante y un tempo poco pausado que atrapa al lector sin que se dé cuenta, todo parece fluir con naturalidad, sus protagonistas son muy sólidos y la recreación histórica es excelente sin llegar a transformarse en un lastre de la historia.

Aquí os dejo sus primeras páginas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada