dimarts, 14 de juliol de 2020

No soy Lizzy Bennet


No os mentiré si os digo que me considero una chica Austen, las obras de la autora me fascinan y me gusta leer entre líneas.

Cuál ha sido mi sorpresa que J. de la Rosa, flamante y merecedor con todas las letras del 10º Premio Vergara nos presente una novela con un título que me atrapo desde antes de saber de qué trataría la historia.

No soy Lizzy Bennet es una novela actual, romántica pero no típica ni tópica, su trama principal no es el romance en si sino que nos encontraremos embarcados en un Road Trip poco usual.

Nuestra historia arranca con una persecución policial donde Lizzy huye de la policía, ese hecho la hará chocar con John quien no querrá dejar las cosas como están y también se unirá en cierto modo a la aventura.

Lizzy es una joven sensible, dulce y si se me permite decir… muy torpe, una joven que detrás de un volante descubrirá más de la vida y de sí misma que si se lo hubieran contado.
Esta novela nos muestra el presente de Lizzy dando pequeños vistazos por el retrovisor para entender quién es ella realmente.

Su viaje la unirá a personajes secundarios entrañables como Giacomo, Ana, Eve y John, este último es un buenazo de corazón con quien la química del amor está a flor de piel aunque les costará un poco llegar a ello.

Todos sus caminos se dirigen a San Cayetano y mientras les acompañamos en el viaje cada uno de estos personajes nos presentará su historia.

Estamos frente a una novela donde el amor, la amistad, los secretos y un futuro incierto se dan de la mano y el lector puede descubrirlo gracias a los varios puntos de vista de sus personajes.

La prosa del autor es fluida, fresca, dinámica, con un tempo rítmico y una historia que atrapa y no deja al lector bajarse de la furgoneta. Sus referencias a Orgullo y prejuicio me han encantado, están muy bien logradas y no se ven forzadas.

Vergara nos presenta una historia mágica, con unos personajes que evolucionan gradualmente y donde las segundas oportunidades son posibles.

No os voy a contar más de la historia… pero os diré que merece mucho la pena leerla. Aquí os dejo sus primeras páginas, si os atrevéis a viajar con Lizzy no os arrepentiréis.