dimecres, 22 d’abril de 2020

El mundo amarillo ilustrado


Por fin me he atrevido con un libro que en su momento no estaba preparada para leer.  

De Albert Espinosa os he comentado todos sus libros pero nunca hasta el día de hoy me había atrevido con El mundo amarillo.

Creo que cada libro tiene su tempo y su momento en el que se conjuga con el lector para hacer magia y en su momento y por motivos personales cada vez que veía este libro en los estantes de las librerías se me ponía la piel de gallina y un humor nada bueno.

Ahora, años más tarde, Grijalbo nos presenta una edición ilustrada conmemorando la traducción a treinta idiomas y más de 2.500.000 de ejemplares vendidos.

Este ejemplar de tapa dura  nos muestra en su portada un mundo amarillo con un joven encima de él, un personaje que ha superado este mundo y convive con y en él, sin olvidarnos de que sus páginas tienen el filo de las hojas en amarillo destacando absolutamente en contraste con una portada de un universo azul oscuro.

La prosa del autor no me ha sorprendido, sabe tocar el alma del lector sin caer en un libro de autoayuda, en él nos narra sus vivencias entre los catorce y los veinticuatro años entrando y saliendo del hospital. 

No puedo ponerme en su piel pero si en la de aquellos que le acompañaron en ese camino, quizás por ello este libro ha conseguido arrancarme otra vez las lágrimas más amargas y me ha planteado muchas preguntas que no quería escuchar ni responder.

No creo que sea necesario profundizar en el texto, dado que quien conozca a Albert conoce su historia y su lucha personal, lo que este ejemplar nos regala son unas ilustraciones vivas en colores, alegres, positivas, dinámicas y muy representativas del texto que acompañan firmadas por Pep Boatella.

Doy gracias a mis amarillos y me siento orgullosa de ser el amarillo de más de uno y en su momento haber podido ser un amarillo brillante aunque no todas las historias tienen un final feliz.

En estos días que no podemos salir de casa, en que ver las noticias es un drama, en que se dicen cifras como si detrás no hubieran personas creo que era el mejor momento para leerlo.

Este libro humaniza al lector, nos lleva a lo importante y en cierta manera su autor se convierte en un amarillo más en nuestro mundo interior.

Aquí os dejo sus primeras páginas. Cuando el libro os llame y estéis preparados no dudéis en leerlo.