dimarts, 22 de desembre de 2020

Mi querida tentación

He de reconocer que de la novela que hoy os quiero presentar quería leerla y quería no leerla. Por un lado sabía que me iba a gustar dado que Johanna Lindsey es y será una de mis autoras de cabecera en la sección romántica de mi biblioteca, una autora que me ha regalado historias maravillosas, horas de intriga y a su vez amores casi imposibles, pero a su vez puede que sea una de sus últimas novelas publicadas ya que nos dejó este otoño y eso me creaba con esta novela una especie de despedida, aunque tengo pendientes títulos anteriores por leer.

Mi querida tentación se nos presenta con una portada marcada por una joven dama en el campo, sola, tranquila y a su vez con un aire desafiante, toda ella marcada por unos colores pastel muy suaves en su ropa y en el horizonte, una figura sola que marca el protagonismo que recaerá seguramente en ella.

Nuestra protagonista femenina es Vanessa, la hija del conde de Ketterham, un hombre exiliado en las Highlands Escocesas dado que su vida corre peligro en Londres. Juntos viven una vida tranquila y feliz hasta que Vanessa ha de ser presentada en sociedad y eso plantea el regreso de la joven a Londres junto a su madre. Quizás su matrimonio futuro pueda cambiar la situación de su padre y restablecer su nombre en la sociedad.

Vanessa es joven pero inteligente, independiente, con la férrea convicción de ayudar a su padre como sea, incluso vendiendo su vida, su alma y su corazón al diablo.

Su vida chocará con Lord Motgomery Townsend, un hombre libertino y a su vez hombre de confianza del Príncipe Regente quien acaba respondiendo muchas veces por los actos de su Príncipe como propios.

Dos personajes fuertes de carácter, con sus propios secretos y unos destinos que parecen estar marcados a fuego pero que una intrigante trama los llevará a reconocer en los ojos del otro a su pareja perfecta aunque quizás no la más adecuada.

La prosa de la autora no decepciona en ningún momento, sus descripciones son detalladas y delicadas, sus personajes principales son muy sólidos y los secundarios son puro magnetismo, es imposible para el lector no caer en su tentación.

Esta novela que nos presenta Vergara me ha encantado, tiene romance, sacrificio, traición, honor, intriga y caminos poco seguros para nuestros protagonistas.


Sé que me quedo corta de palabras pero quizás por última vez quiero darle toda la voz a la pluma de la autora y que ella os dé a vosotros su propio regalo, una historia que os hará latir el corazón y vivir una apasionada aventura.