dimarts, 7 de gener de 2020

Un refugio perfecto


Pilar Cabero es una pluma nueva para mí que he descubierto con entusiasmo, esta vez lo que me llamó la atención para escoger esta obra fue su título y por descontado el hecho de ser publicada por Vergara ya me ofrecía una garantía de éxito.

Un refugio perfecto es un título que me llevo a preguntarme si ese refugio sería un lugar concreto, una persona o un camino lleno de obstáculos hasta un destino desconocido. Pues he de decir que es todo ello y más.

Su portada nos muestra una mujer con una carta en la mano y el horizonte uniéndose con el mar llevándose nuestra vista a un barco que viaja al infinito que desconocemos. Esa carta puede contener un gran secreto del corazón o del alma, lo que es seguro es que si entramos en su historia lo acabaremos descubriendo.

La autora nos presenta una historia que arranca con un hombre brutalmente asesinado. Una huida desesperada. Una familia que acoge a una desconocida en su hogar. Un amor inesperado.

Nos encontraremos en Vitoria en 1730, donde un asesinato apunta a la joven Elisa como culpable, pero no todo es como parece y aunque ella ha huido eso no significa que sea culpable. Es una joven con un gran corazón en una situación muy dura que deberá afrontar que las dificultades la han hecho ser quien es y que su corazón merece sentir amor y ser amada. 

En su camino se encontrara con Joseph, un hombre con las tornas cambiadas, al leerlo lo entenderéis, y que juntos labraran un nuevo camino.

Una historia muy bien tramada donde las relaciones familiares están envenenadas, donde cada uno cree la versión de quien quiere y donde la verdad luchará por resurgir.

Uno de los elementos que más me han gustado de esta novela es la veracidad de los hechos históricos, de la vida de la época y la profundidad que la autora les da a sus personajes.

Su prosa es muy cuidada, adapta el lenguaje y el vocabulario a un castellano clásico antiguo consiguiendo transportar al lector a un pasado remoto donde los días y sus noches se irán sucediendo hasta completar un juicio de moral.

Sus descripciones son muy detalladas sin caer en párrafos largos y aburridos, sino que consigue que formen uno con la trama y el lector si cierra los ojos pueda sentirse transportado en el tiempo.

No nos vamos a engañar, es una novela de corazón y con corazón, no tiene giros complejos ni rocambolescos y eso es parte de su encanto. 

Estamos frente a una novela que aunque nos arrancará más de una lágrima también nos hará latir la sangre.

Aquí os dejo sus primeras palabras, la presentación de los hechos y conoceréis a Elisa.