dilluns, 15 d’octubre de 2018

La Tienda


Hoy quiero presentaros la última novela de James Patterson aunque en esta ocasión escribe a cuatro manos con Richard DiLallo.

Su narrativa trepidante, vertiginosa, pulcra, descriptiva y casi cinematográfica ya me conquisto en “Vías cruzadas” y “La hora de la araña”.

Ahora Duomo Ediciones en su colección Los Imperdibles añade a estas anteriores La Tienda, una novela con doble lectura o al menos yo la he percibido, por un lado tenemos la trama en sí y por otro una reflexión crítica sobre el futuro on-line, la dependencia que poco a poco va calando en nosotros sobre la comodidad de picar una tecla y comprar algo, elegir un lugar y a peor modo opinar sobre alguien o algo al amparo del anonimato.

Una crítica al monopolio y como sin casi darnos cuenta al usar el ordenador vamos dejando miguitas de pan sobre lo que vemos, lo que nos gusta o desagrada. Y si no haced la prueba y veréis como os llegan anuncios de lugares web, sobretodo tiendas, donde compráis.

Jacob y Megan Brandeis son un matrimonio de escritores que vive en el Distrito financiero de Manhattan con sus dos hijos adolescentes cuando presentan su último manuscrito y su editora lo rechaza dado que los libros de papel están muertos, son algo del pasado, un elemento obsoleto que nadie quiere o cree querer.

La vida ha cambiado en el mundo editorial y dominan los ebooks, siempre y cuando los venda la Tienda, un gigante que no solo domina en las ventas en internet, sino que manipula a los consumidores enviándole antes de que lo pidan aquello que necesitan aunque hasta ese momento no lo supieran, la tienda vende de todo y aprecios que revientan el mercado, su poder es tal que influye en el gobierno creando leyes a su medida.
El retrato de una sociedad consumista y conformista que se rompe cuando nuestros protagonistas deciden adentrarse en las tripas de la bestia, escribir un libro sobre ella y publicarlo antes de que se lo impidan.

Así es como se mudaran a New Burg en Nebraska donde todo parece perfecto e idílico, y seamos sinceros algo tan perfecto solo puede existir si esconden algo peligroso.

A partir de este momento la prosa fluye vertiginosamente entre sus páginas, es muy dinámica y con un tempo acelerado, no se puede dejar de leer.

Sus personajes sólidos nos muestran un mundo en cambio y con un final que puede llegar a sorprender. 

El autor lleva a sus protagonistas a situaciones límite, poniendo incluso en peligro a la familia dado que como dice su contraportada: “La tienda te está observando, lo ve todo, lo ve todo siempre”.

Una trama con descripciones muy visuales y casi cinematográficas, no es de extrañar que James Patterson sea uno de los grandes en su género.

Aquí os dejo sus primeras páginas y recordad, el libro de papel está muy vivo y lo seguirá estando.