divendres, 27 d’octubre de 2017

La probabilidad del unicornio



Por Ángela Sánchez Vicente


Si sois unos enamorados de las letras de Elena Castillo Castro hoy estáis de enhorabuena ya que os invitamos a meter la nariz en su nueva novela llamada La probabilidad del unicornio.

Siguiendo la estela romántica y con personajes que atrapan y enamoran como en sus obras “Baile de luciérnagas”, “Mientras el corazón siga latiendo”, “Como caído del cielo” y “Soundtrack” nos vuelve a invitar a una aventura juvenil que amaremos y viviremos de manera especial a la vez que podremos disfrutar de su delicada y decidida prosa que ya es un sello identificativo y de calidad.

Si nos ponemos en situación de esta última aventura conoceremos a Vera y a Ben, ellos son la prueba viviente de que los polos opuestos se atraen y a la vez chocan. De ese choque puede nacer un mundo o suceder una catástrofe pero apostad vuestras fichas hacia una novela en que cada uno se enriquecerá del mundo del otro en un viaje introspectivo que les hará madurar, crecer y aprender a amar.

Vera Gillis es esclava de sus malas decisiones, parece que a cada paso de su vida comete errores o el destino se encarga de girar sus planes de manera radical… ¿Esta vez será una excepción? 

Tendrá que ir a la Universidad de Fordham y con ello conocer un nuevo territorio, gente nueva y sus reacciones ante ello. Es una chica que a veces no se aguanta ni a ella misma pero te entran muchas ganas de meterte en el libro y darle un abrazo que le rompa todos sus miedos y que salga de una vez de su cascarón imaginario.

Él, nuestro protagonista es un chico sureño con la mentalidad que el propio territorio les otorga, con un sentimiento patriota, de ayuda a los demás y de una atención esmerada por aquello que le rodea. Es el jarrillo de mano de todos los habitantes del pueblo. 

Ella nunca se mete en la vida de nadie pero este pueblo huele a cotilleo a la legua.

No quiero desgranaros el contenido de la colisión de estos dos mundos dado que es una novela excepcional que hará las delicias de jóvenes y no tan jóvenes. Sólo os puedo avisar que es altamente addictiva y que es muy fácil verse reflejado en Vera.

Ella, sus circunstancias, el matrimonio sureño que la ha acogido en un rincón de Alabama y el aire renovador de Ben serán las grandes líneas de esta obra. 

Todo ello con un telón de fondo que suena a música country, a paisajes sacados de la más verdadera América y olores a pasto que podréis sentir.

¿Será que escapando de su plan se ha encontrado a si misma? ¿Habrá encontrado también a quien la enseñe a vivir?

Adentraos en esta novela y averiguadlo. 

Es una joya que gracias a la Colección Fresh! que nos ofrece Titania nos ayuda a conocer grandes obras actuales a la vez que hacer de puente entre autores que valen mucho la pena y un público muy crítico. 

No os la perdáis, es una novela celestial.