divendres, 13 de desembre de 2019

Empezar de nuevo


Isabel Keats es una querida amiga con quien reencontrarse es un verdadero placer, la descubrimos con “Un bonsái en la Toscana”, “Mi tramposa favorita” y la bilogía “Escrito en mis sueños” y “Escrito en las estrellas”.

Hoy he descubierto un título anterior, ganador el año 2013 del Premio Digital HQÑ y que ahora podéis disfrutar en papel de la mano de Harlequin Ibérica.

Empezar de nuevo es una historia de segundas oportunidades, de sueños por realizar, de caminos nuevos por descubrir y de crecimiento personal. Un título muy metafórico para esta historia.

Alexandra es nuestra protagonista, una joven médico con un pasado doloroso que decide ir a trabajar a un pueblo perdido del Congo, es una joven decidida, valiente, con una gran coraza en su corazón.

Allí la recogerá en el aeropuerto el Coronel Schwartz, un hombre que no esperaba encontrarse con una mujer capaz de hacerle sentir algo olvidado, por su trabajo es un hombre duro, fuerte y bastante cabezota pero también descubriréis su parte más tierna, dulce y romántica.

Juntos son el ying y el yang perfecto, se complementan, se entienden y a la vez, en un principio huyen el uno del otro.

Los personajes secundarios son de lujo y para mi gusto, África con sus colores, sus habitantes y sus paisajes se transforman en un personaje más de la historia. Un lugar lejano donde el romanticismo es lo que menos nos esperamos y lo que acaba fluyendo como un rio.

La prosa de la autora es sencilla un hecho que nos ayuda a entrar en la historia sin centrarnos en la forma, el tempo empieza bastante rápido y a medida que los sentimientos empiezan a aflorar se ralentiza para que el lector pueda captar todos sus matices.

Una historia de contratiempos, de malos entendidos, de brillantes diálogos y de sentimientos profundos.

Una novela ideal para una tarde fría y darle calidez con la imaginación. Un imprescindible a un precio de bolsillo.

Sé que no os he desvelado casi nada de la trama ya que no solo descubriréis la vida de sus personajes, pero me quedaría con mal sabor de boca si os lo contará y así os robará la experiencia de descubrir que esconde el Congo.