dijous, 27 de setembre de 2018

Traviesa criatura sensual


Nos reencontramos con Christina Hobbs y Lauren Billings, o mejor dicho con Christina Lauren tras quedar cautivadas por la primera entrega de su nueva saga “Wild Seasons” que se presentaba con “Dulce chico indecente” donde conocíamos a tres amigas que cometían la locura de casarse con tres desconocidos.

La primera entrega se centra en una de las parejas pero planta la semilla para que conozcamos a todos los personajes, ahora con Traviesa criatura sensual, ya les conocemos y las autoras profundizan más en la trama.

La saga en si se presenta con una gran premisa “Cuando tres amigas conocen a tres chicos en Las Vegas… todo puede -y todo acaba por- pasar”.

La estética de esta saga viene marcada por unas portadas monocromas y con la imagen del protagonista de la entrega, en este caso es de color rojo que simboliza el poder, la acción, color al que se asocia con la vitalidad, la ambición y la pasión. En todas las culturas es el color de la sangre, el fuego, el amor, el erotismo, el sexo, la pasión, al placer... Es muy atrevido, por ello se utiliza en todos los ámbitos para llamar la atención.

Un color que les queda como un guante a nuestros dos protagonistas, Harlow es una chica que muestra lo que la gente espera de ella, una niña bien, alocada y fría, pero la realidad es que cuando ama a alguien es capaz de hacer cualquier cosa, es la persona que todos querríamos al lado cuando tenemos un problema, se entrega en cuerpo y alma por sus amigos y su familia. Una familia que está pasando por un momento muy duro y ella no puede hacer nada.

Finn es responsable, maduro, lleva el negocio familiar con su padre y sus dos hermanos, la cosa no va del todo bien y deberá decidir si aceptar una oferta que no le acaba de convencer.

Lo cierto es que su matrimonio duro unas horas, pero tras ellas y un encuentro no se han vuelto a ver, aunque ambos descubrieron que no todo era lo que parecía.

Ahora se han vuelto a reunir, cada uno quiere escapar de su realidad y se embarcan en una relación carnal que se transforma en algo mucho más profundo de lo que esperaban.

Quizás tengan una segunda oportunidad o quizás la distancia los separe para siempre.

Esta segunda entrega que nos presenta Vergara me ha gustado más que la anterior, la historia evoluciona para todos los personajes, no solo para los protagonistas, las autoras nos muestran más los perfiles psicológicos de cada uno y la dinámica de grupo entre todos ellos.

Surgen temas como la enfermedad, la crisis económica, la lucha por conseguir un futuro mejor, la amistad incondicional y la pasión que surge del amor real y profundo.

Al haber leído ya la primera parte hace muy poco es como continuar la historia en el punto que lo dejaron las autoras con agilidad y dinamismo.

Os dejo sus primeras páginas para que os pesque nuestro Finn. No puedo esperar para comenzar “Oscura noche salvaje”.