dijous, 24 d’octubre de 2019

El paraíso de las mil islas


Un viaje al paraíso.

Una mujer en busca de sí misma.

Un amor secreto, escondido en el

Pasado colonial de la isla.

Para todo lector recibir una novela dedicada por su autora y que sea esta quien te invite a acompañarla entre sus páginas no tiene precio.

Me gustó mucho el breve contacto con Elena Clarke, su manera de hablar directa, su gentileza y su generosidad, así que intentaré ser igual que ella al perfilar lo que para mí ha sido su novela El paraíso de las mil islas publicada por Ediciones B.

¿Quién es realmente Elena Clarke? Personalmente no lo sé, solo os diré que es el seudónimo de una autora con una pluma delicada, concienzuda, capaz de mostrarnos una cultura lejana, describirnos un paraje increíble con tanta fluidez que parece que estemos allí.

Con su prosa poco rocambolesca y un tempo sostenido nos embarcaremos en un viaje no solo geográfico sino también temporal. Una historia marcada en tres partes donde los secretos del pasado resurgirán ante nuestra protagonista.

Mara, es nuestra nueva amiga, una joven empresaria triunfadora que vive en Madrid y que se dedica a los muebles coloniales, una joven enérgica, decidida y en el fondo soñadora.

Un día sufre un flechazo, y no es por un hombre, un mueble que oculta sus secretos y a su vez parece tener alma propia, es tal su reacción ante esa pieza de arte que decide viajar donde lo fabricaron para descubrir a su artesano.

Así es como Mara viajará a Bali, Indonesia, un territorio de playas vírgenes y con una profunda historia y tradición propia, una cultura que junto a ella descubriremos y a su vez un lugar donde Mara se descubrirá a si misma.

Su vida a partir de ese momento irá cambiando y se cruzará en cierta manera con la de Cecilia y su marido, dos comerciantes en la época de la Reina Victoria y el vecino de estos, Marc, quien está al servicio de su majestad.

A partir de aquí los amores prohibidos, los secretos y las almas irán confluyendo creando una brisa que nos ayudará a pasar páginas sin tan siquiera darnos cuenta hasta llegar a confluir las dos historias en el presente.

Un landscape con todas sus letras, con personajes femeninos fuertes e inteligentes, con caracteres marcados y capaces de conseguir aquello que se proponen.

Una historia para vivir un Bali más en profundidad. Aquí os dejo sus primeras páginas, coged el pasaporte, ya tenéis el billete preparado.