dimarts, 19 de gener de 2021

La muerte que respiras

Lola P.Nieva es una autora que nos cautiva historia tras historia no solo con la serie “Los tres nombres del Lobo” formada por “Los tres nombres del Lobo”, “Tras las huellas del Lobo” y “El último aullido”, sino también con títulos individuales como “Esclavo de tus deseos”, “Bruma azul”, “Meretrice” y “La perla del agua”.

Que voy a decir, soy una incondicional de su pluma, sus historias muestran un telón histórico profundo y muy bien trabajado donde nada sobra y nada falta, da la información suficiente para que el lector sienta y respire el ambiente de la época donde nos envía casi sin avisar y transforma el contexto histórico en un personaje en sí mismo sin caer en el exceso que podría desviar la atención del lector o aburrirlo.

El título que os presento hoy me ha llevado a uno de los lugares y a una de las épocas de la historia que más me gusta y me fascina, el Antiguo Egipto.

La muerte que respiras se presenta con una portada evocadora llena de magia y simbolismos, dos perros simbolizando a Anubis, guardián de las tumbas de los faraones y señor de los cementerios, uno de los Dioses más antiguos y morador de la muerte y de la vida en el más allá.

La portada nos muestra así la entrada a la tumba de alguien importante protegida no solo por Anubis sino por un halo de misterio lo que se suele transformar en una maldición para todos aquellos que la profanen.

En esta novela que nos presenta Ediciones Martínez Roca viviremos una historia en dos líneas temporales, la primera nos llevará a la ciudad de Luxor en el año 1925 donde un arqueólogo Zaid Nasser quiere romper la maldición de la tumba del gran faraón Tutankamón y así escapar de la muerte a la que ha sido condenado pero para ello deberá llegar al principio de la historia, a descubrir dónde, cómo y cuándo empezó la maldición para así poder romperla.

Este hecho nos llevará a Tebas en el año 1327 a.C, una época donde surgen muchas preguntas y donde conoceremos a una mujer, Selkis, que nació con la marca de un escarabajo y cuya vida corre peligro dado que será víctima de una sombra que intenta matarla.

Varios asesinatos muy cuidadosos y pulcros llevaran a nuestro investigador a resolver varias preguntas y a su vez a hacerse de nuevas.

No puedo desvelaros mucho más dado que el entretejido de esta novela es apasionante, la prosa de la autora es muy afilada y se adapta a los personajes y a la época, el ritmo es vital y nos da alguna sorpresa con giros inesperados.

Como todas sus novelas siempre consigue dejarme con ganas de más y esta vez me ha gustado mucho una de las frases de la contraportada que quiero compartir con vosotros.

“La muerte no olvida un aliento, da igual las veces que nazcas. ¿Te atreves a respirarla?”