dijous, 21 de juny de 2018

13 locuras que regalarte


Alice Kellen es una autora que ha jugado con la contradicción, hoy cierra la trilogía “Volver a ti” que empezó con “33 razones para volver a verte” seguida de “23 otoños antes de ti” y finalmente 13 locuras que regalarte

Si me preguntáis por la contradicción diré que la calidad narrativa de la autora va en aumento, su prosa fluida y su gran empatía hace que queramos a sus personajes como si fueran nuestros amigos de toda la vida y sus tramas son más profundas de lo que parece a simple vista, todo en esta serie va en aumento menos la numeración de sus títulos aunque mantiene el 3 como eje del mismo modo que todo parte de la gran amistad de tres chicos.

En esta entrega nos reencontraremos con sus anteriores personajes que le dan el testigo de protagonista a Jason, un joven que junto a sus socios tiene una inmobiliaria, con una familia fantástica y con un orden y control férreo sobre todos los aspectos de su vida. Un personaje formado por capas, la primera es dura y resistente pero cuando cae descubriréis a un joven dulce, cariñoso y capaz de hacer unas cuantas locuras.

Autuum es una joven que ha tenido una vida muy dura, abandonada al nacer y de familia de acogida a otra, una noche se promete que a partir de aquel momento seria “Todo o nada”, es una gran defensora de las causas perdidas y cuando descubre que quieren derribar su amada casa azul, aquella con la que soñaba de niña, se encadena en forma de protesta y conoce a Jason.

En ese mismo momento chocan sus caracteres y a su vez sus corazones palpitan, todo en su historia empieza al revés de una relación normal, un encuentro de una sola noche la deja embarazada y Jason en su responsabilidad acepta ayudarla, aunque él no lo sabe, su corazón ha empezado a descongelarse por la fuerza vital de Autuum.

No tendrán las cosas nada fáciles, sobretodo ya que ellos mismos son los que se lo ponen más difícil, Autuum reconoce sus sentimientos por él, pero a la vez le odia por como es y por los pequeños detalles que descubre, unos detalles que no dejan de ser una huida hacia lo conocido dado que sus propios nuevos sentimientos le asustan.

Esta novela no solo es una historia romántica, sino una dura crítica al sistema de adopciones y de acogida de niños sin hogar, ya sea por abandono o porque sus padres no pueden cuidarlos, un sistema que los deja desprotegidos a los dieciocho años y muchos de ellos acaban en la calle o peor. Aunque reconozco que también aporta un rayo de esperanza en la voz de Abigail, su última madre de acogida y con quien sigue trabajando en la tienda de antigüedades y forman junto a su hijo y a otra luz en acogida una familia que os encantará.

Titania sabe cómo conquistar los corazones de sus lectoras, no he podido dejar de leer, me ha atrapado en parte sabía que terminaría bien, pero reconozco que el camino ha sido difícil para todos y a su vez muy gratificante.

Os dejo sus primeras últimas páginas para que os podáis despedir de todos ellos, aunque los amigos siempre nos acompañan.

Por cierto, si os quedáis con ganas de leer más de la autora os recomiendo “El día que dejó de nevar en Alaska”, donde conoceréis a unos protagonistas que se han colado entre estas páginas, un gran giño de la autora a sus lectores.

Feliz día y no olvidéis leer vuestro horóscopo!