dilluns, 21 de setembre de 2020

Tal como éramos

Una comedia romántica que es un homenaje a las grandes historias de amor.

Ediciones B nos presenta una comedia romántica al más puro estilo clásico de los años dorados de Hollywood con un punto de melancolía y realidad de hoy en día.

Con una portada que no nos lleva a grandes desengaños Fiona Collins nos presenta Tal como éramos, una pareja a las sombras de los grandes focos que iluminaban los grandes estrenos de cine, una pareja en una gran ciudad a la sombra de todos que están respirando el aliento del otro bajo un cielo de estrellas.

Nuestra protagonista es Arden, una mujer de cuarenta años que ha sobrevivido a una madre egocéntrica y que logro escapar de un matrimonio duro y cruel, vencio como una heroína a una situación compleja.

Ahora siente que su presente no le aporta nada, el futuro quien sabe que traerá, solo breves momentos de su pasado la llevan a momentos felices. No es una mujer amargada pero se ha encerrado en si misma, huye de sus amigos y prefiere ver una película en casa.

Todo cambiará con un encuentro fortuito que la llevará a visitar a un amigo en el hospital donde en la cama de al lado esta Mac, el hombre por el que perdió la cabeza en su juventud.

Mac solo se comunica con referencias de películas, un hecho especial para ella dado que asi se comunicaban ellos. A partir de este momento Arden volvera a descubrir que en su interior sigue viviendo esa mujer joven, vital, alegre y capaz de sentir, amar y sonreir.

Esta novela os invitará a volver a ver grandes películas como “Casablanca”, “El graduado” o “Pretty Woman” entre otras.

Me ha gustado mucho el humor tan británico de la autora, esas pequeñas salidas de tono, esa frescura y veracidad al construir a sus personajes y las descripciones detalladas de momentos claves de la vida de Arden si dejar que asuman el control de la narración manteniendo al lector en el presente.

Construye con facilidad un puente de empatía con su protagonista y una relación amor-odio con Mac, aunque sus personajes secundarios irán dejando las sombras para aparecer en la luz de los focos.

Esta historia no solo nos habla de amor sino que le da su lugar de importancia a la amistad.

Aquí os dejo sus primeras páginas y me gustaría terminar con un breve fragmento que me ha encantado:

“Creo que yo también puedo rescatar. Puedo amar y ser amada. Soy una adulta, una superviviente y la protagonista de mi propia historia”