dilluns, 11 de febrer de 2019

El club de las 50 palabras

Si fuera por mí la novela que hoy os voy a presentar la metería dentro de una botella, la sellaría con lacre y la lanzaría al inmenso mar, un lugar donde la eternidad la mantuviera segura y al alcance de los marineros de los océanos.

El club de las 50 palabras es en sí una oda al amor de un niño a su madre, de cómo la fantasía se llega a mezclar con la realidad para crear un lugar seguro y feliz ante una perdida, una metáfora de los sueños infantiles que como Peter Pan se va diluyendo en la mayoría de nosotros pero restan en algunos pocos afortunados.

Ana B. Nieto es una autora que me encanta, su prosa es muy limpia, sabe mantener un tempo marcado por los personajes quienes le dan a la trama un carácter propio y solidez. Si no la conocéis os recomiendo “La huella blanca” y “Los hijos del caballo

Esta historia nos muestra los descubrimientos de una periodista quien investiga sobre la vida de David, un hombre que dio la vuelta al mundo navegando a una temprana edad.

Así es como se encuentra con su mujer y a la vez terapeuta y empieza a leer su historia, una narración escrita por un hombre adulto pero que esconde la visión del mundo de un niño anclado en una fantasía que elaboró con ocho años para afrontar la pérdida de su madre.
La novela refleja el club de mujeres que una vez al mes se reunían en casa de David para hablar de libros, mujeres muy especiales cada una a su manera hasta que en una de sus reuniones se inunda el sótano y todo cambia.

A partir de aquel momento la vida de David cambia, vivirá una temporada con una amiga de su madre y luego con su tío en un faro acabando en alta mar. Lo mejor de esta narración es que yo solo os he dado una visión cronológica, pero tal y como David la narra el mundo es muy diferente, su madre le visita, su abuelo es el océano y la mitología griega se mezcla en su cabeza para dar sentido a una realidad que encajará a la perfección al final de la novela.

Un final que deja una reflexión importante sobre la verdad, como afrontar la realidad y la pérdida y la importancia del amor de la familia. ¿Qué es mejor ser felices aun estando engañados o vivir la realidad por muy dolorosa que sea? Quizás la realidad sea para él una prisión, como el faro en el que vivirá seguro.

Esta historia tiene una lectura entre líneas que al llegar a su final nos hace reflexionar sobre el personaje de David en sí y como aquellos que vivieron con él le animaron a seguir en su mundo de fantasía o si intentaban abrirle los ojos acababan siendo apartados.

Si os cuento algo más la novela que nos presenta Roca Editorial perdería toda la magia de los cuentos, solo os puedo decir que mi ejemplar está lleno de puntos de libro, sus reflexiones me han gustado mucho y más de una idea sigue dando vueltas en mi cabeza.

Antes de terminar quiero agradecerle a la autora y a la editorial el enviarnos el libro y su estimada dedicatoria.