divendres, 17 d’agost de 2018

El guardián de los objetos perdidos


Normalmente no escojo los libros por sus portadas, me gusta saber un poco más de ellos antes de decidirme por ellos, pero esta vez he de confesar que me enamoré de la portada de El guardián de los objetos perdidos.

Su título me llevó a pensar en todos aquellos objetos que a lo largo de nuestra vida han ido desapareciendo olvidados en quién sabe dónde y que jamás regresan a nuestras manos pero que quizás formen parte de la vida de otra persona.

En una portada romántica, llena de flores y naturaleza se esconde una llave oxidada que no sabemos que abre, un botón azul que parece de la chaqueta de alguien, un medallón con la foto de una desconocida y una pieza de puzle de un paisaje por conocer. Todos ellos elementos que nos invitan a imaginar y en mi caso a leer la novela de Ruth Hogan que nos presenta Duomo Ediciones en su colección Los imperdibles, aunque parezca un juego rocambolesco de ideas.

Esta novela entrañable nos presenta a Anthony Peardew, un escritor de relatos que ha coleccionado objetos que ha ido encontrando a lo largo de su vida con la intención de devolverlos a sus dueños, pero sus días están expirando y debe encontrar quien le suceda en esta aventura.

Laura será la persona elegida, una mujer que huye de su pasado y que en Padua, el hogar de Anthony recupera la paz y se entrega a su nuevo cometido.

Ella junto a Sunshine, una vecina que ejerce un magnetismo muy especial y que el lector adorará y Freddy, el jardinero, empezaran a descubrir la importancia de las segundas oportunidades y no solo de los objetos, sino de las personas que irán encontrando a lo largo de su nuevo camino y que se transformaran en amigos.

Esta historia se enlazará con la de Bomber y Eunice que empieza cuarenta años antes y que aunque parecen estar desligadas se irán entretejiendo hasta formar una al final de la novela.

A demás muchos de los objetos perdidos nos explicaran su propia historia, breves relatos dentro de la novela que pican la curiosidad y en ningún caso se encuentran fuera de lugar o forzados en la lectura.

Con una prosa ágil, profunda, sincera y emotiva nos encontramos con una historia escrita en un momento muy duro de la autora y que traspasa sus páginas hasta llegar al alma del lector.

Sus personajes son sólidos, definidos y una auténtica maravilla, perderse esta novela sería una lástima, si la empezáis no podréis dejarla escapar.

Aquí os dejo sus primeras páginas.


dijous, 16 d’agost de 2018

Como dos extraños


Hoy nos reencontramos con “Los Ravenel” una familia aristocrática británica de principios del siglo XIX que no encajan precisamente en el estereotipo de su clase.

Tras su presentación en “Un seductor sin corazón”, “Casarse con él” y “El diablo en primavera” hay llega su cuarta entrega  con Como dos extraños.

Sus protagonistas fueron secundarios de lujo en las entregas anteriores y ahora nos demuestran que nada es imposible, que con esfuerzo y perseverancia todo es posible.

Garrett Gibson es la única mujer médico en todo Londres, tuvo que estudiar en Francia ya que en su país estaba prohibido, es una mujer fuerte, perseverante, capaz, con una mente aguda y muy inteligente aunque poco experimentada en la vid social y las relaciones personales.

Quiero puntualizar que este personaje es un homenaje a Elizabeth Garrett Anderson, la primera mujer medico en Gran Bretaña.

Su vida transcurre entre la clínica y su trabajo voluntario en las zonas más pobres, un lugar peligroso de Londres donde se reencontrará con Ethan Yard, un hombre marcado por los secretos y quien la sigue para protegerla desde que la conoció. Un hombre duro, fuerte, con un conflicto interno sobre el bien y el mal. Un hombre que intenta por todos los medios alejarse de ella pero que no puede por más que lo intente.

Lisa Kleypas nos presenta una relación entre dos personajes poco convencionales, una médico, la única, y por decirlo de alguna manera, algo más que un policía. Desde este último encuentro Garrett descubre que Ethan es todo fachada, que bajo sus ojos fríos hay una luz cálida solo para ella y cuando el peligro les aceche solo juntos podrán sobrevivir.

Una trama de corrupción política, ansias de poder y los pocos escrúpulos harán caer la venda de los ojos de Ethan y ponerlo en gran peligro, a su vez este se acercará a la verdad de su infancia, a su familia a la que odia profundamente descubriendo que los errores de los padres no deben pagarlos los hijos.

Si habéis leído las entregas anteriores disfrutareis reencontrándoos con casi toda la familia al completo, pero si lo leéis de manera individual no tendréis problemas dado que la autora se centra en los protagonistas y emplaza muy bien a sus secundarios.

Vergara nos presenta una trama dulce y romántica, dos corazones que empezaran a sentir solo uno junto al otro aunque cabe la posibilidad que estos sean traicionados y dejen de latir.

Sabéis que no suelo ponerle pegas a esta autora ni a la editorial, pero esta vez le voy a poner uno, su presentación. Las entregas anteriores fueron en tapa dura con sobrecubierta, elegantes y con un estilo que han perdido al presentar esta continuación en tapa blanda. Sé que no es nada importante si la novela es buena, y lo es, pero para un lector que guarda las sagas como oro en paño, el formato puede ser importante.

Aquí os dejo sus primeras páginas. El amor y la acción os esperan. 

dimarts, 14 d’agost de 2018

Venjaré la teva mort


Per Àngela Sánchez Vicente


Ens retrobem amb les bones lletres de Carme Riera i us garanteixo que aquesta darrera novel·la us encisarà.

Les seves obres “Te deix, amor, la mar com a penyora”, “Dins el darrer blau”, “Cap al cel obert”, “La meitat de l’ànima”, “L’estiu de l’anglès”, “Amb ulls americans”, “Natura quasi morta” i “Temps d’innocència” tenen totes el seu segell particular de qualitat i de garantia de que passarem una bona estona i que ens canviarà la manera de veure el món.

¿Què es la literatura si no ens provoca canvis o ens convida a reflexionar?

Premis com el Josep Pla, el Nacional de Narrativa, el Crexells, la Lletra d’Or , el Premi Sant Jordi i el Premi Nacional de Cultura avalen la seva qualitat autoral a més de ser escollida membre de la Real Academia Española l’any 2012.

Però ella no s’adorm als llorers i sempre treballa durament per entregar a les seves novel·les el millor d’ella mateixa.

Això passa a Venjaré la teva mort, una obra que m’ha sobtat i m’ha encisat pel seu ritme i el profund sentiment reflexiu de la protagonista.

L’ex-detectiu Elena Martínez viu torturada pel seu passat doncs en un cas va condemnar a dues persones innocents impulsada pels sentiments i un cert ànim de fer justícia.

A l’any 2010 un home de negocis desapareix i ens mostra una gran investigació centrada a Barcelona però mirant cap a tot Catalunya. Sempre s’ha de començar a sospitar i  investigar des de ben a prop però...

És una novel·la negra molt àcida, amb molta carrega sentimental i amb tocs molt enginyosos que ens conviden a ser detectius amb ella.

Pot el passat fer que el present sigui una tortura que ens impedeixi veure el futur?

Com pot arreglar el seus actes l’Elena?

Per sort, gràcies a Edicions 62 tenim entre mans totes les respostes en una obra que farà les vostres delícies aquest estiu alhora que ens retroba amb una de les grans dames de les lletres catalanes.

Podreu eludir la cita?

Vinga, l’Elena, els seus dubtes i la seva culpa us esperen!

Es una manera excepcional de completar la biblioteca de la Carme Riera o per descobrir-la! 

No us podreu resistir al seu amor per les lletres i el seu gran respecte pel públic lector.

dilluns, 13 d’agost de 2018

Todo un verano sin Facebook


Nos reencontramos con Romain Puértolas, autor de “El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea” y “La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel”.

Su nueva novela publicada por Grijalbo nos mostrará sus dotes de policía, dado que él es inspector del cuerpo y a su vez  tratará temas como el racismo, el machismo y los métodos poco ortodoxos de nuestra nueva amiga.

Todo un verano sin Facebook se presenta con una portada colorista, llamativa y que describe a la perfección a Agatha Crispies, una policía afroamericana, con curvas generosas, adicta a los hombres buenorros y a los donuts de chocolate. 

En palabras del propio autor esta es una anti-novela negra, nos muestra la realidad del oficio de policía y para aquellos lectores detectives que tienen a manía de leer la última página para descubrir quién es el asesino os espera una trampa al final.

Agatha Crispies es policía en Nueva York pero tras un caso mal cerrado y unos métodos detectivescos muy poco ortodoxos se verá enviada a Nueva York en Colorado, una ciudad insulsa y aburrida donde nunca pasa nada y por no tener no tienen ni internet y donde la radio de la policía es usada básicamente para pedir pizzas.

Allí solo proliferan los hombres racistas y machistas como su nuevo jefe que deberá enfrentarse a sus prejuicios.

Agatha tiene una gran pasión por la lectura, ha leído todo o casi todo y decide aprovechar el tiempo creando un grupo de lectura, hecho que aportará al lector muchas referencias literarias y personalmente me ha picado con algún título por leer.

Pero no todo podía ser tranquilo y un asesinato revoluciona a toda la comunidad, un hilo del que nuestra Agatha irá estirando para encontrar el culpable.

He de destacar la prosa fluida del autor, atrapa desde el principio y gracias a la detallada construcción de sus personajes acabamos calzando los zapatos de Agatha y con unas terribles ansias de mordisquear un donut de chocolate.

 Nos presenta una América profunda, oscura y llena de prejuicios, una comunidad cerrada que se enfrentará con una mujer que se ha puesto el mundo por montera y que es como es y  no cambiará por los demás.

Del mismo modo me gusta el juego de palabra en el nombre de la protagonista quien nos evoca a la gran dama de las letras Agatha Christie, quien creo detectives perspicaces y con métodos propios, un detalle que comparte nuestra Agatha haciéndola tan especial.

Aquí os dejo sus primeras páginas.

Bienvenidos a un Nueva York diferente y aburrido que está a punto de revolucionarse.