dimecres, 23 de maig de 2018

CONCURSO LOS GOONIES


Recordáis a LOS GOONIES. Un fenómeno de todos los tiempos. Una aventura única con la que crecimos y que nadie debería perderse.



Hoy, gracias a DUOMO EDICIONES tenemos el placer de presentaros la novela oficial y sortear entre los seguidores de LA PETITA LLIBRERIA y DUOMO EDICIONES dos ejemplares.

Solo tenéis que responder una pregunta muy sencilla y compartir o rettuit de la imagen en nuestras redes sociales. Podéis participar aquí, en el Blog de La Petita Llibreria, en Facebook, Twitter y G+. En solo una de ellas o en todas.

PREGUNTA: La película estaba basada en una historia escrita por el Rey Midas de Hollywood. ¿Cuál es su nombre?

Tenéis hasta el 30 de Mayo.

 
Suerte lectores y que la aventura os acompañe.

Concurso en ámbito nacional.

Las campanas no son sólo para las iglesias



Dicen que del amor al odio hay un solo paso y que del odio al amor también, pues os recomiendo que os preparéis para hacer pasos hacia el uno y hacia el otro en esta nueva novela que nos presenta Yolanda Quiralte.

En Las campanas no son sólo para las iglesias jugaremos al ratón y al gato con unos personajes complicados y testarudos que no están dispuestos a escuchar a su corazón y que cuando lo hacen no suenan campanas precisamente.

Diana Sierra, nuestra protagonista y quien nos relata su historia es una joven agente de policía que se siente ninguneada por su comisario, alias Conan, porque aunque tiene un humor de perros esta que cruje.

Diana trabaja con grandes compañeros, a cual más simpático que el anterior, su familia es única y os prometo que como su abuela no hay dos, sus amigas Mafalda y Verónica son sus confidentes y casi ángeles de la guarda.

Todo empieza cuando Diana tiene que hacer bajar de un trampolín a Carlos, un hombre borracho y desnudo antes de que salte a la piscina, no todo sale bien pero de ello nacerá una relación especial entre nuestros protagonistas.

Este hecho hará que Conan, Víctor en sus buenos momentos, saque la artillería pesada y sus celos puedan más que la razón que le mantiene alejado de Diana, ella por su parte le considera un amigo y a Conan su jefe, hasta que las cosas cambian y Diana descubre por sí misma y un empujón de sus amigos que lo que realmente siente por Conan no es odio, sino todo lo contrario y que sin ella darse cuenta es correspondido.

El problema es que cada vez que se acercan él acaba marchándose sin dar explicaciones, ello le rompe el corazón a Diana, realmente el comportamiento de Víctor es chocante, aunque os prometo que todo tiene una explicación.

Hay que destacar los personajes secundarios y los pequeños detalles, muy dulces, que Diana irá encontrando por el camino, así mismo como las relaciones entre ellos y como un pequeño grupo de amigos se amplia y trata de hacer feliz a Diana que va de mal en peor, a la pobre le pasa de todo.

Una historia que se lee de un tirón, con un compendio perfecto entre la historia de nuestros personajes y una trama policial con giros argumentales que no siempre sorprenden pero que le dan un punto dinámico muy atrayente.

Esencia nos presenta una novela romántica, dulce, irónica, con muchos malos entendidos y porque no decirlo también su parte de mala leche. Me he reído y me he enfadado, logra que los sentimientos fluyan y como a nuestra Diana, Conan nos seduzca o nos entren ganas de atizarle.

Ya que llego al final, me gustaría agradecer el epilogo donde la voz del narrador cambia y es Víctor quien nos explica muy resumidamente su vida desde que conoció a Diana y hasta el momento actual, tres años después de cerrar la novela.

Aquí os dejo sus primeras páginas, si me permitís un consejo, tened a mano un poco de chocolate, lo vais a necesitar.