dimecres, 6 de març de 2019

La cocinera de Castamar


Por Ángela Sánchez Vicente

Ante un autor o autora novel siempre siento esa intriga que me invade… 

Por un lado me encantan las primeras novelas ya que para mí el autor aún no está viciado ni resigue una y otra vez los clichés que le son más efectivos y aún conserva esa ilusión de estrenar su primera novela, por otro lado se tiene que presentar y el lector tienen la opción de valorar si tiene futuro o es un éxito pasajero.

Os aseguro que tras leer el debut literario de Fernando J. Múñez estoy esperando que ya tenga alguna otra novela en mente para publicar, esta novela se puede convertir en un gran boom.

Su obra La cocinera de Castamar me ha enamorado completamente y me ha dejado con varias horas de sueño ya que su historia hace olvidar las manecillas del reloj.

En esta obra nos haremos amigos y cómplices de Clara, una joven a la que la vida ha golpeado duro pero nos enseñará que es una soñadora y que si aprende a ser valiente puede ver el sol tras las nubes grises.

Tras perder a su padre de forma repentina y sufriendo agorafobia desde tiempos pretéritos debe dar un vuelco a su vida para poder continuar con su camino. 

Su oportunidad se esconde entre los fogones de Castamar y tendrá la oportunidad de endulzar la vida del duque también abatido por la tragedia.

Cansado, harto de su propio hartazgo y lleno de pena por la muerte de su esposa vive recluido en la mansión.

¿Pueden dos soledades unirse en una nueva oportunidad?

No penséis sólo en el amor, esta novela es mucho más que eso, es crecimiento personal, resiliencia, afrontar los problemas, abrirse a los demás, ayudar, ser generoso, ver al otro y percibir su dolor… 

Es inmensamente completa a nivel emotivo, envuelto en un canto a la vida y a la superación personal.

Gracias a las detalladas descripciones de los escenarios, de los ropajes, de los ambientes y la sociedad que nos regala el autor es muy fácil volar hasta la mansión y ver como se vivía.
Olores, sabores, colores y emociones salen de la obra para atraparnos.

Estos dos corazones rotos y desengañados de la vida encontraran una nueva sonrisa en la que poder espejarse.

¿Os vais a perder la oportunidad de conocerlos y acompañarles?

¡Venga va! Planeta apuesta por esta obra que seguro que arrasará. 

Es una obra que os invita a soñar y de la que nos saldréis ilesos.