dimecres, 28 d’octubre de 2020

Amores perros y demás venganzas

Hoy os quiero presentar la última novela de Ana Martín Méndez a quien conocimos con “Veinte comedias de amor y una noche desesperada” y “Tú eres el lugar al que siempre quiero volver”.

Su nueva novela se esconde tras Amores perros y demás venganzas, una historia que nos presenta Esencia y que me descoloco un poco al principio su portada.

Una portada que en su sencillez esta su complejidad, unas piernas de mujer sobre unos tacones de aguja rojos de infarto y con el cuerpo sustituido por la parte superior de unas tijeras, un simbolismo del caminar hacia adelante e ir cortando con todo aquello del pasado que acaba siendo un lastre en el camino de la felicidad, todo ello sobre un fondo verde esperanza que le aporta luz y fuerza.

Nuestra protagonista es Arancha una joven que ha tenido muy mala suerte en el amor, no es que tenga una larga lista de ex pero digamos que la han marcado a su manera.

Ahora vive en su casa como una anciana, recluida e intentando abstraerse del mundo. La han despedido, la han plantado en el altar y su solución ha sido encerrarse no solo en su casa sino en sí misma, aunque siempre hay alguien que consigue sacarnos del pozo y Arancha también tiene ese alguien.

Poco remedio quiere para su corazón, pero ha de encontrar otro trabajo y es en la cola de paro donde se encuentra con su anterior ex, vamos que la pobre va de oca en oca y tiro porque me toca.

Todo cambiará al llegar a casa y encontrar un paquete a su nombre que claramente no es para ella, o quizás sí, aunque aún no lo sabe. Este será el primero de varios que le abrirán los ojos al mundo.

Arancha no está sola, tiene a Gautier, un amigo online francés que vive en Australia, un personaje que me ha encantado por su sabiduría, su manera de ver el mundo y en ciertos momentos su manera de poner a Arancha contra las cuerdas.

Esta historia es mucho más de lo que me esperaba, en su contraportada nos la presentan como una comedia romántica donde el amor es una infección que el tiempo cura, pero lo que no nos dice esta contraportada es que a veces el amor no es tan complejo, que si miramos bien esta allí esperándonos, que si una relación no funciona por más que se fuerce no funcionará y que el camino que nos lleva a él es tan importante como encontrarlo.

El camino de Arancha no será fácil pero lo que viviremos y aprenderemos junto a ella me ha parecido fascinante y que conste que ella no es vengativa, solo es una máscara para protegerse, aunque….

La prosa de la autora me ha seducido, me ha costado dejar de leer, es altamente adictiva y nos facilita mucho empatizar con sus personajes dado que están construidos de una manera sólida y os van a llegar al corazón.

Me he quedado con muchas frases que son de aquellas que merecen estar enmarcadas para recordar, pero si las pusiera todas no terminaría nunca, así que os toca leer la novela y disfrutar de su playlist, os dejo una de sus canciones que me ha gustado de manera especial.