dimarts, 15 de desembre de 2020

¿A qué estás esperando?

Hoy regresamos antes de cerrar el año con el último título de la gran Jefa Guerrera Megan Maxwell.

¿A qué estás esperando? Es una novela que se entrelaza con su entrega anterior “Tampoco pido tanto” recuperando personajes y con el toque especial, o para mí lo ha sido la aparición de Yanira. Esta novela se puede leer de manera independiente sin ningún problema pero yo recomiendo haber leído la anterior, quizás soy muy pejiguera pero me gusta saber de dónde vienen algunos hilos que en la novela parecen no tener principio pero si final.

En esta portada azul como el cielo surcado por un avión de papel y una estela de estrellas se esconde una metáfora muy bonita sobre nuestros protagonistas y nuevos amigos.

Nuestro nuevo protagonista es Can Drogo, piloto e hijo del propietario de High Drogo, guapo, sexy, picante y con un gran corazón, fue un secundario de lujo en “Tampoco pido tanto” pero como protagonista no tiene precio.

La mujer que le va poner en jaque será Sonia Beched, una mujer decidida, que vive la vida como quiere, madre soltera de un terremoto llamado Ibiza que os va a enamorar. Es una empresaria de eventos y de una agencia de modelos curbi.

En una cena preparada por los padres de ambos sus mundos chocaran, los padres de Sonia buscan en Can un marido futurible para alguna de sus otras hijas, lo que no esperaban es que Can y Sonia congeniaran y entre ellos naciera una amistad muy especial con ciertos derechos y con la capacidad de hablar entre ellos de cualquier cosa y tema sin tabús.

Todo parece muy sencillo hasta que alguien sonríe a Sonia y eso le provocará a Can un sentimiento que no conocía, los celos aparecen sin avisar y sin presentarse, lo único bueno de ellos es que le abrirán los ojos sobre la fabulosa mujer que tiene en frente y su hija.

Como es costumbre las novelas de la jefa me duran menos de un suspiro, no son pretenciosas ni buscan nada más allá que hacernos sentir y despertar algún corazón congelado.

La prosa de la autora está en su línea, fresca, dinámica con un tempo sostenido y con momentos de tensión, sus descripciones son detalladas y sus personajes están construidos de una manera sólida, con sus defectos y sus virtudes, algo que los hace muy creíbles y nos facilita empatizar con ellos y todo ellos con unos secundarios de lujo.

El problema para mí con las novelas de la autora y que nos presenta Esencia es que siempre me deja con ganas de más y acabo refugiándome en su playlist para no dejar su historia atrás tan rápidamente.

Si por mi fuera os la destriparía, me ha encantado pero como no seria justo os dejo con una de sus canciones.