divendres, 21 de febrer de 2020

La estrategia del cocodrilo


He de reconocer que el género o estilo noir nórdico me gusta mucho, tiene un punto psicológico, frio, contextualizado que me atrapa, así que cuando me ofrecieron leer la novela novel de Katrine Engberg no me lo pensé dos veces.

Siempre me gusta investigar un poco, no soy Sherlock Holmes, pero antes de una lectura quiero saber más sobre el autor y descubrí que esta es la primera de una saga literaria y que espero que Maeva en su colección Noir nos las pueda presentar porque os gustará.

La estrategia del cocodrilo es un título peculiar para una novela negra en cierto modo, dado que los cocodrilos son animales de presa, inteligentes, se mantienen ocultos hasta que atacan con ferocidad a su presa y a su vez tienen una relación simbiótica con ciertas especies de pájaros que les mantienen limpios y si no cumplen se los comen… en este caso siempre ganan… pero en nuestra novela ¿quién será el cocodrilo?

La trama nos lleva a Dinamarca donde Julie Stender se muda a Copenhague para estudiar literatura, vivirá en la casa de huéspedes de Esther de Laurenti, una escritora amateur de novela negra que disfruta con una relación próxima con sus inquilinos, hasta tal punto que en este caso se inspira en Julie para ser un personaje.

Julie aparecerá muerta, una joven llena de vida es brutalmente asesinada en lo que parece un ritual y el inspector Jeppe Korner junto a su compañera Anette Werner se ocuparan del caso.

Un caso demasiado parecido al que había escrito Esther, hecho que la llevará a involucrarse más de la cuenta en la investigación.

Esta trama está compuesta por piezas que no encajan, por descartes, por una investigación minuciosa que nos hace cambiar de perspectiva a medida que las pistas van encaminando a la policía hacia el asesino.

Es un coctel perfecto en el que se conjugan a la perfección realidad y ficción transformando la ciudad de Copenhague en un personaje principal más.

La prosa de la autora es muy ligera, detallada, minuciosa y a su vez capaz de crear un aura de misterio compleja. Los capítulos cortos atrapan al lector y su construcción de personajes me ha sorprendido gratamente dado que ninguno es idílico ni perfecto, más bien son fríos, distantes y con un bagaje emocional interesante.

La traición, la venganza y el destino se dan en la mano en la presentación de unos personajes que estaremos encantados de reencontrar.

El noir tiene un nuevo nombre propio.

Aquí os dejo sus primeras páginas.