dimecres, 25 de juliol de 2018

Entrevista a Carolina Pobla


¡Realmente estoy sin palabras después de leer Geranios en el balcón!
¿Qué decir de esta grandiosa historia sin desvelaros las entretelas de su trama?
Es una obra tan cuidada, detallista, creada con amor, descriptiva y con unos protagonistas tan brillantes que sólo se me ocurren adjetivos positivos hacia la obra y su autora.
Esta obra nos muestra que Siempre hay sueños imposibles de olvidar.

Y esto les debió pasar a los antepasados de Carolina Pobla, esta gran autora que con su debut literario ya nos ha encandilado. Una obra que homenajea a sus abuelos y a su memoria familiar ofreciéndonos a nosotros la oportunidad de descubrir una historia vital, agitada y sentimental en el marco de la Barcelona de antes de la Guerra Civil y del brillo de América con todo lo que con llevaba el sueño americano.


En la obra acompañaremos a Rosario que se traslada desde Algeciras a la ciudad Condal con su hermana Remedios. Ambas se dirigen a un futuro mejor.
Esta novela excepcional que nos presenta Maeva es una aventura con Barcelona y América como telón de fondo y los hechos históricos reales como contexto para entender a la perfección los dilemas de la sociedad civil y los entresijos económicos, laborales y sociales que existían.

Es un placer que esta autora nos abra las puertas de su corazón y nos presente a estos personajes tan valiosos para crear una novela dulce, vital i plagada de geranios.
Deseamos de todo corazón que no sea la última novela de Carolina Pobla, tiene amor por las letras y mucho talento.

Ahora le cedemos la palabra para conocerla mejor.

¿Cuándo te diste cuenta que el mundo de las letras te estaba esperando? He pasado toda mi vida laboral dedicada a la danza. Cuando mi cuerpo dijo ¡basta! mi parte creativa necesitó encontrar un punto de escape. Coincidió en una época en la que mi abuela decidió visitarme en sueños, despertándome de madrugada con instrucciones de no olvidar las historias que me contaba. Yo me levantaba a escribirlas porque era la única forma de poder seguir durmiendo. Llegué a acumular muchas notas, hasta que un día decidí hacer algo con ellas. Y empecé desde el principio. Desde ese momento mi abuela desapareció de mis sueños y me di cuenta de que estaba haciendo lo que tenía que hacer. Yo no creo en esas cosas. Creo, más bien, en el poder del subconsciente. Pero encuentro hermoso imaginar que fue ella la que me empujó a hacerlo.

¿Cuál es la cualidad que más aprecias en un escritor? ¿Y la que menos? En un escritor, como en cualquier otro profesional que se precie, creo que son básicas la pasión y la disciplina. Junto a un buen golpe de suerte, forman la trilogía perfecta. Sin embargo, la soberbia y el creer que está todo hecho pueden romper todo lo conseguido.

¿Cuál es tu libro de cabecera o ese libro que te marcó? He sido una gran lectora desde pequeña, herencia de mi madre que también lo era. A los siete años puso en mis manos “El maravilloso viaje de Nils Horgelsson a través de Suecia” de Selma Lagerlof y desde entonces no he dejado de leer. Aun lo conservo y tiene un lugar destacado en mi biblioteca.   

Imagina que pudieras hacer un viaje en el espacio y el tiempo y organizar una cena con autores de todos los tiempos. ¿Quiénes serían tus invitados? Jane Austen estaría sin duda entre los invitados. También Oscar Wilde y Charles Dickens. Sería un honor contar con Gabriel García Márquez. Invitaría a J.K.Rowling por lo mucho que disfruté introduciendo a mi hijo en el mundo de la lectura con los siete tomos de Harry Potter. Y me encantaría conocer a Matilde Asensi y a Almudena Grandes.

¿Cómo ha sido la aventura de escribir sobre la familia? Apasionante. Entrelazar recuerdos con fotografías antiguas, documentos y cartas me ayudó a entender muchas cosas e incluso a descubrir secretos de familia que también pude utilizar en la historia. Mi abuelo era un gran coleccionista. Lo guardaba todo. Eso me ha proporcionado una cantidad de material impagable que también me ha ayudado a conocerlos mejor y a adaptar a sus caracteres todas aquellas tramas que son ficción. Si hubieran podido leer la novela, estoy segura de que se hubieran reído mucho de la azarosa vida que les he hecho vivir.

¿Crees que el pasado es presente que quiere convertirse en historia y futuro? Estoy convencida de que cualquier pasado es causa y cualquier futuro, consecuencia. Nuestros niños viven una vida tan rápida, que no tienen la inquietud ni el tiempo de conocer las vivencias de sus antepasados y de ver, en sus aciertos y sus errores, lecciones de vida que les podrían ayudar mucho.

¿Cuál sería para ti la banda sonora de esta novela? Sin duda la copla y el viejo jazz americano del Cotton Club.


Imagina que a partir de ahora te prohibieran escribir. ¿Qué harías? Ponerme a llorar en un rincón. Y después, seguir inventando historias y contarlas a cualquiera que quisiera oírlas. Al final, seguro que seguiría escribiendo a escondidas. 

¿Tu talento, el amor por el arte, la danza, etc… son heredados de Rosario? Mi abuela hubiera sido una gran artista. Desgraciadamente nunca sabremos hasta donde podría haber llegado. Cuando yo la conocí ya no cantaba y era una mujer triste convencida de que la vida la había estafado. Quizás he heredado todo aquello que ella no pudo desarrollar. Es bonito pensar que esta novela la haya podido reconciliar con la vida.

¿Qué características compartes con Rosario? Pocas. Yo me identifico más con Remedios. Aunque la edad me ha dado la fuerza y la determinación de Rosario. Y el deseo de seguir adelante con mis sueños.

¿Tienes geranios en tu balcón? Alguno. Usarlos como símbolo de bienestar, de saber convertir una casa en un  hogar, me ha convencido de que necesito muchos más. 

Estamos en un momento literario en que la incursión de escritores mediáticos opaca la tarea del escritor puro. ¿Cómo valoras este hecho? ¿Crees que como escritora tienes un oficio en el que te tienes que justificar mucho? Yo escribo por placer y por la necesidad de contar una historia. Espero conseguir que siempre sea así. Hay público para todos los géneros. A la persona que le guste leer, nunca encontrara satisfactoria una historia prefabricada. Y quizá el publico de este tipo de producto llegue a descubrir el autentico placer de la lectura.

Hoy en día las redes sociales hacen muy rápido el feedback con los lectores. ¿Qué te han dicho de tu obra? ¿Cómo valoras las opiniones de tus lectores? Una de las cosas que me empujó a continuar con la novela fue el ánimo y la aprobación de mis primeros lectores, amigos sinceros que la fueron leyendo como si de una novela por entregas se tratara. Su opinión, como la de todo lector, me ayuda a seguir adelante o a cambiar de rumbo si es necesario. La valoro, la espero, la temo. 

Para terminar nos gustaría que nos respondieras a la pregunta de la casa. ¿Qué pregunta no te han hecho nunca y crees importante responder? ¿Nos la respondes?
Háblanos de las personas que te han acompañado en esta aventura. A pesar de que el proceso de escritura es un camino solitario, es verdad que hay muchas personas involucradas a las que nunca me cansaré de darles las gracias. El apoyo incondicional de la familia y los amigos, las personas que me dieron buenos consejos y las que creyeron en mi trabajo y apostaron por él, international editors y Maeva Editorial, todos ellos se merecen una mención especial. 


Muchas gracias por tu tiempo y por tus buenas letras.
Te deseamos el éxito que te mereces.

Ángela Sánchez Vicente
La Petita Llibreria