dijous, 21 de gener de 2021

Secretos y amenazas

¿Sabéis lo que es un suspiro? Un especio entre la nada, un punto de inflexión… en definitiva lo que me ha durado la última novela de Diana Palmer que nos presenta HQN en formato de bolsillo.

Creo que me he leído casi todas por no decir todas las novelas de la autora, me gusta como mezcla una trama negra estilo thriller con un romance y con unos paisajes idílicos.

En esta ocasión  viajaremos a Texas en Secretos y amenazas donde Jon Blackhawk trabaja para el FBI, Jon es un personaje arraigado a sus raíces nativo americanas y a su vez es un hombre moderno, muy inteligente y que adora a su familia.

Su asistente (que no hace café) es Jocelyn Perry, llevan trabajando juntos casi cinco años juntos y son una maquina bien engrasada, uno sabe lo que piensa el otro e incluso son capaces de terminar la frase del otro.

Entre ellos hay algo especial aunque Jon no ve más allá de sus narices y se niega a dejar la soltería, mientras que Joceline  esconde un secreto que la obliga a poner una barrera entre ellos y a dedicar todo su tiempo y energía a su hijo pequeño siendo madre soltera.

Todos saben una versión de la historia, pero la historia no es siempre la que se cuenta, aunque por ello haya de pagar que la tachen de fresca entre otras cosas.

Jon lleva casos complicados y que suelten al hombre que mató a su cuñada y a su sobrina le pone una diana en la espalda, aunque no siempre todo es lo que parece y quizás el arma que le apunta la controle alguien inesperado.

Todos están en el punto de mira y cuando Jon ve la muerte muy de cerca se lleva a Joceline y a su hijo a su rancho para protegerles, pero quizás el intentar protegerla de una bala la hiera en su corazón descubriendo sus mutuos sentimientos y el gran secreto.

En esta historia hay que seguir con mucho cuidado los hilos que se van entrelazando en el caso criminal y así descubriréis que la maldad y la venganza es un plato que se sirve frio pero que la inteligencia de una mujer suspicaz cuando amenazan a los que más quiere es muy poderosa.

La prosa es rápida, adictiva, no puedes dejar de leer y aunque hay pistas muy claras y el lector llega al final mucho antes que la propia novela vale mucho la pena leerla.

Sus personajes secundarios son variopintos y he de remarcar a la madre de Jon quien quiere casarlo como sea con alguna cabeza hueca y que se presenta como una mujer dura y complicada pero que acaba descubriendo su propio secreto y mostrando una personalidad que el lector no espera.


Me gustaría explicaros muchas cosas, solo os diré que el hijo de Joceline es absolutamente maravilloso y os va a robar el corazón.