dilluns, 4 de juny de 2018

Dos en la tormenta


Entre Lores y piratas nos reencontramos con un nuevo título de la saga de “Los Malory” de la mano de Johanna Lindsey, una entrega muy ligada a la anterior “Persuasión” donde muchos secretos y mentiras serán descubiertos.

Aunque este título se puede leer de manera independiente, recomiendo encarecidamente que leáis la entrega anterior, dado que en este caso son complementarias y consecutivas.

Esta saga cuenta con doce títulos contando con Dos en la tormenta, una novela donde se conjugará la dualidad entre la tierra y el mar, el continente y las islas del Caribe, la nobleza inglesa y la piratería, pero sobretodo el odio y el amor.

Nos reencontramos con Jack Malory, la niña de los ojos de un padre sobreprotector y peligroso, una joven en su temporada de debutantes que se ha prometido no enamorarse tras haber sido secuestrada por “el bastardo”, un pirata del que escapó y aunque trate de negárselo y ocultarlo tras el odio, una parte de su corazón se quedó con él.

Jack es lista, intrépida, sabe defenderse, no es una damisela en apuros y cuando la mayoría de los hombres de la familia parten para detener a “el bastardo” y su jefe, de quien solo presuponen su identidad, nuestra joven amiga descubre que él está en Londres y querrá atraparlo con la ayuda de su hermano James y el bocazas de Percy, aunque como era de esperar el plan no sale muy bien y acaban los tres secuestrados de nuevo, aunque esta vez las cosas no son lo que parecen.

Damon se ve obligado a secuestrar a Jack, necesita pactar una tregua con el padre de ella para liberar a su propio padre y acabar con un enemigo común, aunque esta información se la reserva hasta estar seguro de poder confiar de Jack y sus amigos, pero sobretodo de lo que él siente por ella.

La travesía será de todo menos tranquila, intentos de fuga, piratas borrachos, un médico carnicero… quizás su plan tampoco acabe con él quiere.

Una historia bien tramada, con descripciones precisas que nos transportaran a la cubierta en alta mar, a sentir la brisa y el olor a salitre, al calor del Caribe y con una trama que se remontará años atrás y que descubrirá más de un secreto.

Sus personajes son maravillosos, unos caballeros e la nobleza lo más piratas y luchadores posibles, un pirata que es mucho más que ello, una venganza forjada por el odio y un profundo amor entre los miembros de una familia.

La relación prohibida entre nuestros protagonistas, su tensión sexual, sus diálogos punzantes e irónicos los llevará al precipicio al que ambos desean saltar.

Vergara es como una fuente de inspiración para almas románticas, en este caso nos transporta a una aventura donde una mujer fuerte demuestra que el perdón es un arma poderosa y que arriesgarse por amor vale la pena.  

Un juego de máscaras los reencontrará más de una vez, pero aunque tras ellas intenten esconderse sus ojos mostraran con gran nitidez sus sentimientos más profundos.

El único problema que le puedo encontrar es que sus páginas vuelan entre las manos del lector y que sabe cómo dejarnos con ganas de muchas aventuras y romances más. Ahora solo nos toca esperar para descubrir que Malory será nuestro o nuestra próxima protagonista.