dissabte, 15 de setembre de 2018

Amanecer a la luz de la luna


Jude Deveraux nos enamoró con su saga “Edilean” formada por los títulos “El aroma de la lavanda”, “Los días dorados”, “El color de la pasión” y “La esencia del jazmín” y “Anhelos del corazón” Una saga que merece mucho la pena leer y que afortunadamente recuperamos con la trilogía “Moonlight”.

Esta trilogía empieza con Amanecer a la luz de la luna y arranca justo al final de “Anhelos del corazón”, para aquellos que no hayáis leído la saga anterior no os preocupéis dado que la autora da un breve repaso a modo de pincelada para entrar en situación, de esta manera esta trilogía se puede leer de manera independiente, aunque yo os la recomiendo de corazón, es una de aquellas lecturas que apetece recuperar de tanto en tanto.

En esta primera entrega nos reencontramos con Tristan Aldredge, Tris para todo el pueblo, el médico de todos y por el que suspiran todas las mujeres, es guapo, dulce, delicado y con un corazón de oro.

Un corazón que fue robado hace años por una amiga de su prima y que ahora regresa al pueblo para pasar el verano. Es la oportunidad de Tris para conquistarla.

Jecca Layton es una artista, acuarelas, dibujos, diseño, construcción, vive en Nueva York y sueña con el arte, pasará el verano en Edilean para pintar y realizar un nuevo proyecto con su mejor amiga Kim.

Una noche, oscura y sin luna, tropieza con Tris y desde entonces se ven cada noche sin verse, él quiere que le conozca de verdad y no solo como una cara bonita, ella es seducida poco a poco, son Psique y Cupido en las sombras de la noche.

Hasta que el día llegue y sus miradas se crucen reconociendo sus sentimientos, aunque estos deberán enfrentarse a la realidad, ella vive en Nueva York y el ama su pueblo. Quizás solo sea un verano pero lo vivirán intensamente junto a sus vecinos y a Nell, la sobrina de Tris que hará las delicias del lector.

Una novela coral que deja un final cerrado para estos personajes pero que abre la puerta a una nueva historia donde Kim será la protagonista.

Con descripciones con todo lujo de detalles y colores, con personajes sólidos y bien construidos, con algún que otro secreto y la magia propia de Edilean, B de bolsillo nos invita a ser seducidas ente susurros, confidencias, besos robados y mucho amor.

Su prosa es elegante y nada recargada, la lectura se transforma en un placer marcado en un tempo ágil y rico en diálogos, una historia que partió de un deseo que el destino tiene la intención de tratar cumplir.

Os dejo sus primeras páginas, yo ya he empezado “Extraños a la luz de la luna” su segunda parte. No puedo dejar de leer.