dijous, 12 de juliol de 2018

Sin corazón


Titania en su colección Época recupera una de las mejores novelas de Mary Balogh que he leído hasta el momento, publicada en 1995 y primer título de la saga Georgiana.

Nuestros protagonistas de Sin corazón hacen gala de ello, Lucas Kendrick lo grita a los cuatro vientos y Anna Marlowe sabe que nunca podrá ser amada y cierra su corazón, pero ya se sabe que el destino es caprichoso y hace gala de casamentera.

Lucas ha huido a Paris tras perder su corazón abandonando a su familia quienes le han rechazado. Tras diez años regresará casa para heredar el ducado de Harndon de su hermano mayor George que ha muerto. 

Allí se encontrará con su madre, su cuñada y sus hermanos menores de quien debe cuidar, así que decide que lo mejor es encontrar una esposa.

Lucas es en apariencia muy afrancesado, maquillaje, lunares, ropa llamativa, zapatos con tacón rojo, algo muy fuera de la norma de la sociedad en ese momento, hecho que llamará a atención de nuestra joven Anna.

Anna visita Londres acompañando a su hermana Agnes para su debut en sociedad y así encontrar marido, ella sabe que nunca se casará, nadie la querrá por su pasado, aunque este se esconda entre sus silencios y aquél que se lo infligió.

Entre Lucas y Anna parece que hay entendimiento, él necesita una esposa y ella quiere huir de su vida. Ello les lleva al matrimonio, pero tras la noche de bodas Lucas cree que ha sido víctima de un engaño y su relación se vuelve fría y distante.

Tardaran meses en acercarse poco a poco, intervalo que la autora utilizará para mostrarnos realmente las personalidades de cada uno y las relaciones que se van forjando bajo el techo en el que conviven. 

Solo la verdad y una confianza plena en el otro podrán salvarles y devolverles el corazón y alma de los jóvenes que fueron antes de ser utilizados por terceros.

Aunque esta trama abarca casi toda la novela entre ella se va mostrando una subtrama oscura y peligrosa que envuelve los pasados de nuestros protagonistas y como estos deberán enfrentarse a la realidad por muy dolorosa que sea.

Con una prosa delicada y un tempo bien medido la autora nos atrapa desde la primera página, con unos personajes principales sólidos y unos secundarios a la altura de lo que se espera de ellos.

He leído esta novela con auténtica pasión, es impecable y realmente no parece que fuera escrita en 1995, sino que puede rivalizar con cualquier novela histórica y romántica actual.

Aquí os dejo sus primeras páginas que incluyen la presentación de la novela en palabras de la autora. Os espera para seduciros.