dimarts, 8 de gener de 2019

Fuego y Sangre


Por primera vez he de reconocer que he tardado más de la cuenta en leer un libro y no ha sido por falta de interés o por su extensión, creo que la razón ha sido la necesidad de volver hacia atrás en algunos capítulos para digerir toda la información que nos da y como ir enlazándola con lo que ya conozco del mundo e Juego de Tronos.

George R.R.Martin tiene una prosa altamente adictiva, es muy pulcro en su estilo, sus descripciones son muy vívidas y esta vez nos regala una historia previa a la historia que nos estaba contando en la saga “Canción de fuego y hielo”.

En Fuego y sangre nos encontramos con la contraposición equilibrada entre datos casi enciclopédicos sobre la época, la saga familiar el modo de vida… todo un universo creado desde cero con la intención de dar fundamentos a la estirpe de los Targaryen con partes más narrativas donde podemos conocer a sus personajes y sus vivencias casi de primera mano, donde descubriremos personajes muy humanos con decisiones difíciles de tomar y sentimientos a flor de piel.

El juego con el ensayo y la narración crea un mundo propio dentro de la novela, cierto es que al principio pensé que la parte de ensayo se me haría muy pesada ya que lo que busca una fan de la saga es la narrativa, las aventuras y desventuras, la magia y la fantasía, el fuego de los dragones, la sangre de las batallas, los conflictos políticos y todos aquellos secretos que se esconden debajo de la mesa, pero he de reconocer que el paso entre uno y otro es muy fluido y casi no se nota el cambio de tono en la narración.

Otro punto que hay que destacar y elogiar son las ilustraciones de Doug Wheatley, en blanco y negro, a página completa, con grandes detalles y muy realistas sobre todo en los perfiles de los protagonistas, unas expresiones faciales que traspasan el trazo del lápiz para mostrarnos un alma compungida, feliz, triste…

Unas ilustraciones impresionantes que encajan a la perfección con la historia y la magnitud del mundo creado por el autor, además dan al lector un respiro en la lectura, como si una puerta se hubiera abierto para poder ver dentro de la prosa.

Lamento no hablaros de la trama, creo firmemente que en este caso no se aceptan spoilers de ninguna manera, lo poco que os diré es que os vais a encontrar con Aegon I Targaryen quien creo el trono de hierro, sus descendientes (tenéis un árbol genealógico al final) y como estos intentaran mantener el poder y el trono en sus manos llegando a un punto donde su extinción parecía estar escrita.

Un mundo reinado en la tierra por los hombres y los cielos por los dragones, un Poniente muy diferente al que conocíamos hasta ahora.

Plaza & Janés y Fantascy nos ofrecen el primer volumen de una bilogía que de momento me ha sabido a muy poco y a su vez a un gran mucho.

Como todo lo que firma el autor, este libro es a lo grande. Aquí os dejo sus primeras páginas, el inicio de todo.