dimarts, 9 d’abril de 2019

El año de los delfines


Nos reencontramos con Sarah Lark, una de mis autoras preferidas en el género landscape debido a su profundo trabajo de documentación, sus descripciones casi fotográficas y al hecho de conjugarlo con una historia solida donde la época pasada siempre tiene su propio peso dentro de la narración.

Esta vez he de reconocer que su portada me llamo mucho la atención, en El año de los delfines los tonos azules de un océano cristalino, la luz del atardecer reflejada en el agua y una joven nadando en libertad junto a un delfín creo una imagen idílica que a muchos nos gustaría experimentar.

El punto quizás que me hizo dudar un poco fue que la novela se centraba en la actualidad, alejándonos del misterio de épocas desconocidas y mostrándonos una realidad real en muchas mujeres, aunque no todas tienen el coraje y la determinación de nuestra protagonista.

Laura es una mujer joven de treinta y un  años que desde siempre había soñado con ser bióloga marina pero muy joven tuvo que renunciar a su sueño con un anillo en el dedo anular y dos hijos a los que criar, ahora estos hijos son mayores y Laura decide hacer su sueño realidad.

Parte de su familia como su madre y su marido la tacharan de egoísta cuando lo que necesitan ambos es mirarse en el espejo y por otro lado sus hijos animaran a la mujer que más quieren a perseguir su sueño.

Es en este punto donde la autora marca la necesidad de los sueños, de vivir no solo para los demás sino también para uno mismo y crear una metas propias que nos ayuden a crecer en la vida y no solo a envejecer en el papel que se considera que cada uno ha de cumplir, madre, esposa… se puede ser más de una cosa a la vez y conseguir la felicidad.

Si me preguntáis a mí no sé si es valiente o inconsciente pero Laura es fuerte, vital y muy capaz, así lo demuestra marchándose a Nueva Zelanda a trabajar por un salario ridículo en Eco-Adventures, haciendo de guía junto a delfines, ballenas y su océano durante doce meses.

A partir de su llegada a Nueva Zelanda la novela coge más ritmo, es más adictiva y el lector se reencontrará con la autora que hasta el momento quedaba un poco diluida en la introducción de la trama.

Toda una aventura que nos introducirá en el mundo más ecologista, las protestas, el eco-terrorismo, el dinero que se gana a costa de los animales, la necesidad de proteger sus habitas, un tema que se entrelaza en la historia de Laura ralentizando un poco el tempo de la narración.

Ediciones B nos presenta una novela majestuosa sobre la libertad y la lucha vital de una mujer por cumplir sus sueños aunque para ello deba renunciar a algo. Como muy bien dice la contraportada:

Para ser fiel a ti misma y cumplir tus sueños, a veces es necesario romper con todo aquello que has sido y emprender un largo viaje y convertir en realidad la pasión de toda una vida.”

Estad preparados para zambulliros con los delfines y lidiar con los humanos.

Aquí os dejo sus primeras páginas.