dilluns, 26 de juliol de 2021

La hermana perdida

Siete hermanas, siete destinos, un padre con un pasado misterioso.

A todos aquellos que compartís vuestras lecturas con nosotros ya sabéis que estoy atrapada en la saga de “Las siete hermanas” de Lucinda Riley. Una autora que por desgracia nos abandonó hace muy poco y cuyas historias encontraremos a faltar.

Hoy os presentaré la séptima entrega de la saga, ya hemos conocido a seis de ellas en La historia de Maia”, “La hermana tormenta”, “La hermana sombra”, “La hermana perla”, “La hermana luna”, “ La hermana sol , ahora por fin llegamos a un casi final donde encontraremos a La hermana perdida de la mano de Plaza & Janés.

Antes de entrar en la novela quiero agradecer al hijo de la autora que ya ha anunciado que Lucinda había empezado el final de la saga con: “Atlas: La historia de Pa Salt”, un título importante y necesario para cerrar muchos hilos que se han ido desmadejando a lo largo de todas las entregas y por fin conoceremos la historia real de Pa Salt, el motivo por el cual adopto a sus hijas, todas tan diferentes y a la vez todas una.

Estamos frente a una saga familiar que se puede leer de principio a fin o como títulos individuales dado que cada novela es la historia autoconclusiva de una de las hermanas, yo os aconsejo leerlas todas y por orden si es posible dado que las hermanas mantienen una relación especial entre ellas y algunas serán personajes secundarios de las historias de las otras.

Todo parte con la muerte de Pa Salt, el padre adoptivo de todas ellas y su herencia, cada una de ellas recibe una carta y un objeto especial. En las cartas hay algún detalle que les facilitará descubrir sus raíces y a sus antepasados biológicos, dado que todas ellas son adoptadas.

En esta entrega la dinámica sigue la estela de las anteriores con la diferencia de que todas las hermanas que ya conocemos se unirán para encontrar a la última Pléyade, Merope, una hermana que no conocen, que no ha vivido con ellas y que no las conoce, pero que para ellas siempre ha sido una más. El último deseo de Pa Salt es que se reúnan todas en un crucero para despedirse juntas de su padre.

Esta vez viajaremos por Nueva Zelanda, Londres, la Provenza y la Irlanda natal de la autora, un hecho palpable en su conocimiento histórico y costumbres. Descubriremos el pasado de Merry y las raíces profundas del IRA en su lucha por la independencia de Irlanda.

Merry es una mujer fuerte, que está pasando un mal momento y descubrirá una verdad que no esperaba acompañada de seis hermanas.

Descubriremos varias vidas gracias a un diario familiar y a los recuerdos, narrados en primera y tercera persona y con una prosa muy limpia y perfilada, esta novela, la más larga de las siete se me ha hecho corta y ya estoy esperando la que será conclusiva.

No os voy a dar más detalles ya que no le haría justicia, lo que si haré es dar las gracias a Babelio por regalarnos este ejemplar que tenía tantas ganas de leer.

Gracias a sus novelas nunca nos despediremos de Lucinda Riley.