diumenge, 5 de maig de 2013

Los habitantes del bosque



"Los habitantes del bosque", inédita hasta el momento en castellano, es una gran aportación a la cultura de la mano de la Editorial Impedimenta. Es una de las novelas más brillantes, controvertidas y representativas de la narrativa de Thomas Hardy, quien siempre la consideró su obra favorita. Sus evocadores paisajes y sus personajes llenos de fuerza hacen de ella una obra indispensable.

La novela refleja temas comunes a la mayoría de las obras de Thomas Hardy: un entorno rústico y evocador, una elección equivocada de pareja o de matrimonio, el amor no correspondido, la movilidad de clase social, y un final infeliz a la trama. De la misma manera que sucede con la mayoría de sus otras obras, el lector acaba sintiéndose un poco frustrado ante la falta de un final conclusivo de las relaciones románticas, los cambios dados por oportunidades de realización personal y la felicidad que parece esquivar los personajes, ninguno de estos aspectos quedan cumplidos en el final de la historia.

Nuestra protagonista es Grace Melbury, la preciosa y delicada hija de un próspero carpintero que haría cualquier cosa por ella, después de estudiar fuera vuelve al pequeño pueblo de su infancia con una refinada educación. Su reencuentro con quien siempre estuvo destinado a ser su marido, Giles Winterborne, les revela a los dos que, a pesar de todo lo que él pueda amarla, no está a la altura de sus nuevas expectativas sociales y, en cambio, sí lo está el nuevo médico de la región, el aristocrático Edred Fitzpiers, que aparece rodeado de libros y de un extraño halo de misterio. La relación que se establece entre los tres se verá salpicada de malentendidos y traiciones, pero también de una devoción y una lealtad que conducirán a un desenlace extraordinario.

El autor se aproxima a sus personajes dotándolos de un paisaje donde reina el simbolismo de un pensamiento muy definido. El vocabulario de los personajes, en la versión original, es un inglés antiguo y noble que desaparecerá en post de la modernidad, y por supuesto hay un gran reflejo del autor en la presentación del destino.
Una historia pesimista, trágica y melancólica donde los personajes luchan con todas sus fuerzas contra un destino cruel, aunque en breves momentos aparece una brizna de esperanza bajo lo que podríamos calificar como un poco de suerte, un punto anticlimático en la novela, un punto que muestra la ironía de la vida en cuanto esta brizna apaga volviendo a un destino marcado, un destino oscuro y triste.

Esta novela abrirá los ojos al lector, dotándolo de una riqueza visual ofrecido por las grandes descripciones del espacio, los personajes son muy humanos y nada alienantes, pero el destino... si creéis en él podréis ver cómo extiende su sombra por donde pasa y si no creéis veréis que el mundo está plagado de equívocos, de errores, de malos entendidos y en definitiva mucha humanidad pesimista.

Si sufrís de mal de amores o de mala suerte, tal vez deberíais buscar una novela más alegre, pero si deseáis disfrutar de una muy buena historia no os olvidéis este autor de ninguna manera. Un consejo, no os perdáis el postfacio escrito por Robert Frías, su título lo dice todo: "Cuando la imaginación es la esclava de una circunstancia inalterable" y para muestra un botón.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada