dilluns, 24 de juliol de 2017

Els CIE o la il·legalitat institucional



Avui la veu de Raquel Gámez Serrano, autora que ens va atrapar amb “A la seva pell”, s’alça per denunciar, explicar i mostrar una realitat que passa ben a prop nostre i a la que girem l’esquena com si no anés amb nosaltres.

Si algú preguntes què és un CIE molts no tindrien una resposta clara o encertada, encara que si les maregem una mica i preguntéssim per ECI tothom ho sabria, som una societat materialista i que domina allò que li interessa i que el que queda una mica més enllà i de manera més directa no ens toca hi passem de puntetes.

Un CIE és un Centre d’Internament d’Estrangers, d’aquelles persones que arriben a les nostres terres amb una mà al davant i una al darrera, amb un gran bagatge emocional i que han fugit del seu país no per gust, sinó per poder sobreviure ja sigui a la fam, a la guerra o a la inutilitat dels grans càrrecs que no veuen que rere disputes internacionals, el poder i el control, hi ha vides que es perden i d’altres que s’escapen.

Començant per un pròleg punyent signat per Karlos Castilla així se’ns presenta Els CIE o la il·legalitat institucional, un assaig format per capítols curts on hi ha reflexions, possibles solucions i molta humanitat.

Llegireu sobre la duresa d’aquests centres, la manca de recursos tant personals com sanitaris, testimonis reals de persones que passen per aquest periple i una veu que sense intenció d’alliçonar toca la fibra sensible de qui la llegeix.

Una lectura ràpida i colpidora, amb un llenguatge senzill i planer, directe i sense giravolts que no porten enlloc, és un mèrit i s’ha de reconèixer que l’autora posa fil a l’agulla i va al gra deixant la palla pels polítics que parlen molt i en realitat no diuen res.

És una llàstima que sigui la veu d’una persona del carrer, una escriptora i amiga, qui hagi de posar la cartes a sobre de la taula i parlar clar, crec que Llibres del Delicte encerta de ple i els hi recomanaria que regalessin més d’un exemplar als polítics que són els que podrien fer millorar les coses.

Llegiu-lo i no us en penedireu, és realment con l’avió d’origami de la seva portada que vola lliure per sortir-ne i aconseguir el seu propòsit.



diumenge, 23 de juliol de 2017

Oye, Morena, ¿Tú que miras?



Seguidme la corriente chicas, ¿recordáis cuando hablábamos de “Sígueme la corriente” y nos enamorábamos de los hermanos Ferrasa al completo y nos divertíamos con sus locas esposas y sus amigas?

Hoy Megan Maxwell ataca de nuevo con Oye, Morena, ¿Tú que miras?, nos reencontramos con Coral y su gordincesa, con Yanira y las chicas, pero sobretodo nos reencontraremos con Andrew, aquel chico que nunca repetía con las mujeres, que prefiere a las pelirrojas y que es parco en palabras aunque con una mirada lo dice todo.

Andrew es la armadura perfecta que esconde un corazón roto.

Casualidades de la vida o no, Andrew acaba viviendo en el piso de al lado de Coral, ellos tuvieron su única vez pero aunque ella se hace la mujer de hierro, en su corazón aquel hombre le robo el sentido.

Su proximidad se hará progresiva, la amistad que entablaran y el cariño de él por su pequeña no ayudaran a Coral a olvidarse de él, pero cuando su gordincesa se marcha un mes con su padre, Andrew decide llevarse a Coral a su casa, un rancho increíble donde el mal rollo y la tensión se corta con un cuchillo.

Allí conoceréis a sus hermanos, unos brutos adorables menos uno, ya descubriréis cual, una madre abnegada que los adora, una sobrina adolescente y una abuela a la que todas querréis estrangular, una descendiente de indios con unas normas muy fuera de época.

Hacía tiempo que no me reía tanto, Coral es un personaje capaz de sacar lo mejor de los demás y lo peor de sí misma en los momentos de crisis y os aseguro que en el rancho Aguas Frías las crisis son continuas.

¿Es que los hombres al ponerse el sombrero de vaquero se vuelven tontos, o qué?

Las mujeres del rancho descubrirán y se contagiaran de la fuerza de Coral, quizás sea un momento de autodescubrimiento, pero el resurgir de estas y como Pocahontas (la gran matriarca) va perdiendo poder poco a poco es sublime.

La ironía, la sorna, el buen gusto, unos personajes increíbles que se hacen querer u odiar, un paisaje descrito con todo lujo de detalle que parece una fotografía en movimiento, el lenguaje cercano nos hace sentir que Coral es nuestra amiga, querréis consolarla y abrazarla, animarla a perseguir sus sueños y aconsejarla que haga caso a su tatuaje “Escucha el viento que inspira. Escucha el silencio que habla y escucha tu corazón, que sabe”.

Coral es la bravura de un rancho y la delicadeza de un suflé.

Coral descubrirá el motivo por el cual Andrew no quiere repetir, aunque con ella sucumbe al encanto, el problema llegará cuando sus sentimientos les confunden a los dos, ¿solo están actuando, verdad?, sin olvidarnos de terceras y cuartas personas que deciden que ella no es lo mejor para él y quieren su puesto.

Llegados a este punto solo puedo decir que perderse esta novela de Booket es un gran desatino y que muchas querrán gritar ¡Viva Wyoming! al terminarla.

dissabte, 22 de juliol de 2017

El estigma del dragón



Sherrilyn Kenyon regresa con la entrega número veinticinco, que se dice rápido, de la saga “Cazadores Oscuros”, reina indiscutible de la novela paranormal con tintes románticos y apuntes mitológicos, una escritora que seduce título a título y con su gran capacidad de hilvanar todas sus historias e ir recuperando personajes que habían perdido protagonismo en anteriores entregas.

El estigma del dragón es una muestra de ella en cuanto recupera personajes de la tercera y cuarta entrega como de algunas posteriores, parece ser que el Santuario donde todos los seres, de la raza que sean, están a salvo va a sufrir un ataque inesperado.

Esta entrega es la menos humana de todas para mi gusto, normalmente las tramas se mezclan mucho con el aroma de la comida cajún, con el vaivén de gentes en las calles de Nueva Orleans y con el misticismo de su arquitectura, pero esta vez el campo de lucha y juego será el Olimpo de los Dioses.

Parece ser que la última pataleta de Apolo se ha fraguado en la ira y la venganza, muchos inocentes perecerán, pero el primero de la lista es Maxis, el dragón con el estigma y sobre quien pesa la pena de muerte, durante más de cien años ha trabajado en el Santuario y su familia de sangre y de alma, están dispuestos a luchar por él, incluso alguien que salió de su vida hace tres mil años y regresa con noticias que le pueden llevar a la felicidad o a la autodestrucción.

Debolsillo nos muestra un mundo donde la amistad y la lealtad puede llevar al sacrificio máximo.

Esta entrega da un giro sobre las anteriores mezclando la mitología escondida en la Atlántida, Camelot, el Olimpo y el principio de los tiempos, un preámbulo de lo que nos encontraremos en entregas próximas, la humanidad sigue en peligro y será protegida, pero la trama se centrará más en los planos superiores de existencia.

Una novela llena de fantasía donde se pugna por el perdón, la verdad y las segundas oportunidades, donde el amor puede nublar el juicio o dar una increíble clarividencia. Un dragón mezclado con un humano demostrará que la fiereza de uno es mejor que la codicia del otro.

Para todos aquellas seguidoras de la saga, es un placer reencontrarnos con un sinfín de personajes y como estos han cambiado a lo largo de los años, como las familias han crecido y como lo imposible se hace real, sobretodo la referencia más clara es para “El juego de la noche”, novela número seis y con Vane Kattalakis a la cabeza.

Una reflexión donde las diferencias no deberían pesar más que las similitudes, arcadios y katagarios deberán decidir su futuro para sobrevivir.

Quizás el fin del mundo esté cerca, pero quizás aún no ha llegado el día.

Saga altamente adictiva, esta entrega se puede leer de manera individual pero se pierden los matices de los personajes secundarios, dado que conociendo su bagaje amplia el espectro narrativo.

Os dejo con sus primeras páginas, disfrutad del aliento cálido del dragón y de su corazón.


divendres, 21 de juliol de 2017

La cacería



Por Ángela Sánchez Vicente


Hoy os presentamos un thriller que os pondrá los pelos de punta en que el suspense es enorme y los personajes hacen de esta una novela inquietante.

Os estamos hablando de La cacería, una novela en que la oficial de policía Samantha Willis verá como su papel como mujer, madre y policía está en el punto de mira. 

Toda su seguridad se desvanece cuando un asesino decide ir a por ella.

El asesino en si es un hombre que cazaba jabalíes pero de repente empieza a cazar mujeres, tanto es el odio que les tiene que lo conduce a ir a por presas más importantes y Samantha ha sido desgraciadamente escogida por este psicópata.

Ella al ser oficial en Queenslan cree que podrá desde su trabajo manejarlo y atraparlo.

¿Será así?

Todos sus compañeros se ponen en marcha en una huida a contrarreloj desde el momento en que el cazador tiene a Samantha retenida. Todo el trabajo es poco pero el amor hacia su compañera Sammi los llevara a una investigación que nos dejará sin aliento.

El ritmo trepidante, la descripción de los estados de ánimo y la personalidad de los protagonistas hacen de este thriller una revolución que nos helará la sangre y nos llenará de incógnitas.

Su autora, J.M. Peace debuta con esta novela y lo hace con paso firme y seguro. Quizás su vinculación con las fuerzas de la ley en su vida personal y el amor por las buenas novelas hacen que sea ideal para tramar una historia tan bien construida desde su inicio.

Desesperación, miedo, ira, se mezclarán con el amor y el trabajo de sus compañeros.

¿Cómo acabará Sammi? ¿Será una presa más o dará caza al cazador?

Sólo leyendo esta novela que nos ofrece Ediciones B lo podréis descubrir.

Es ideal para este incipiente verano, una buena novela que nos atrapará seamos amantes del género policial o no.

¿A qué esperáis? ¿Nos ayudáis a cerrar el caso?