dilluns, 4 de desembre de 2017

Yo soy ERIC ZIMMERMAN



Hoy la jefa de las Guerreras Maxwell, Megan Maxwell, nos regala un reencuentro muy especial. Si os gustó su trilogía “Pídeme lo que quieras” donde Jud nos explicaba su especial relación con Eric, nuestro Iceman particular, ahora podemos revivir esa historia en la voz de él, Yo soy Eric Zimmerman, (volumen 1) recoge las dos primeras entregas “Pídeme lo que quieras” y “Pídeme lo que quieras, ahora y siempre” dejándonos con las ganas de descubrir en su próximo volumen el final de una de las historias que ha batido records de venas.

Esta entrega añade la historia previa a ellos, mejor dicho, la vida de él en Alemania, nos da pinceladas más amplias de Betta, Amanda y su familia. Aquí descubriréis al verdadero hombre duro, fuerte, frio y calculador que era en un principio y que solo conocíamos a través de los ojos de Jud.

La ventaja de esta idea, de darle la vuelta a la historia y que sea la otra parte implicada el que nos la cuente es que las lectoras podemos ir encajando su perspectiva de la relación con la anterior y descubrir su evolución psicológica desde una visión más neutral. Como su coraza va rompiéndose y aunque él se niegue a dejar a Jud entrar en su vida, en su mundo y en su corazón, también vemos sus puntos débiles, sus inseguridades y lo mal que lo pasa al intentar manejar a una española tan cabezona como él.

Después de una lectura voraz, como ocurre con todas las novelas de la autora, me he entretenido intercalando capítulos de la entrega anterior con la actual, viendo situaciones que en su momento me llamaron la atención y como encajan las versiones de ambos mostrando un auténtico choque de caracteres.

Un juego muy interesante que nos ofrece de una historia tres versiones, la de ella, la de él y la que las lectoras podemos extraer mirando la situación desde el otro lado del papel.

Creo que Esencia acierta con esta entrega y espero que el volumen II no se haga derogar mucho.

Una primera entrega que deja con ganas de más, se hace corta, picante, sensual, sexy y emotiva, una historia pasional donde los sentimientos están a flor de piel, donde un hombre guapo, poderoso, sexy y Alemán, lucha contra sentir algo, educa a su sobrino, siente la pérdida de su hermana cada día y lleva el peso del mundo en sus espaldas, sin olvidar que tiene una condena en sus ojos que le recuerda a menudo que su futuro puede ser muy oscuro.

Un hombre que lo tiene todo hasta que descubre que le falta demasiado, que descubre un mundo lleno de alegría y color junto a una joven inocente que le plantará cara como nadie lo había hecho hasta el momento.

Un spin-off que invita a recuperar “Pídeme lo que quieras” y releerlos.

P.D He leído algunas críticas no muy constructivas sobre el aprovechar el filón y vender libros sin aportar nada nuevo y estirar el chicle de las lectoras fieles, en este punto quiero solo decir dos cosas, la primera es que las lectoras no somos tontas y que cuando lo has leído descubres más de lo que esperabas y la segunda es que “la jefa” respeta a sus Guerreras y eso lo sabrían esas voces criticonas si hubieran leído sus libros.