divendres, 10 de novembre de 2017

Picnic en Hanging Rock



Por Ángela Sánchez Vicente


No tengo palabras para describir lo que siento ahora mismo. Desde una profunda admiración hasta una incomprensible sensación de misterio. Es una obra brutalmente fabulosa y con el valor añadido de no saber si se basa en hechos reales o fue una gran invención.

Tal fue el éxito de Picnic en Hanging Rock que hoy la Editorial Impedimenta nos ayuda a reencontrarnos con el libro original. 

Es una obra llena de misterio en que los rayos de sol que bañan las piedras se convierten en una negra neblina de misterio que te atrapa y no puedes dejarla ir. 

Es un vaivén entre la inocencia de las jóvenes alumnas del orfanato y el macabro suceso que están atravesando. En fin, es un cóctel perfecto que Joan Lindsay preparó hace ya unos años convirtiéndose en una de las autoras más ilustres de la literatura anglosajona concretamente por esta obra que tenemos entre manos.

Quizás somos muchos los que conocimos la historia de estas jóvenes que pasaron del plan de ir a hacer un picnic con sus compañeras y maestras a vivir una autentica escena intrigante en que tres de ellas y la profesora de matemáticas desaparecen.

Lo que empieza siendo una salida un catorce de febrero con total ilusión acaba siendo uno de los hechos más intrigantes de toda Australia. 

Parece que hasta las plantas y la vegetación esconden entre su ecosistema un enigma y la incertidumbre que año tras año lleva a lectores a ese escenario especifico.

Si habéis visto la película de Peter Weir y recordáis a las niñas con sus trajes blancos seguro que esta novela os encantará pues es la esencia pura de la que se impregnó el cineasta para crear su aclamada película. No entremos en el debate de si el libro o la película es mejor, en serio, cada visión tiene algo que aportar y se enriquecen entre si pero para nuestro gusto hay que ir al origen y desgranar y disfrutar de esta lectura traducida con sumo esmero y dedicación por Pilar Adón.

Gracias a la introducción de Miguel Cane nos familiarizaremos con el concepto del gótico australiano que se quiso plasmar en la obra y a reconocer un poco más la línea que separa realidad de ficción.

Creo que es una lectura necesaria para todos los amantes del misterio y de las novelas que te atrapan.

No es casualidad que de esta idea de Joan Lindsey haya tantos seguidores, una película famosísima basada en ella y una serie que ya se está preparando.

¿Queréis descubrir el secreto de las muchachas que no volvieron al internado? ¿Queréis saber que pasó en tan marcado dia?

Adentraos en esta novela tan bien construida y tan mágica y dejaros embriagar por su prosa. Es como una fotografía, es rítmica y altamente adictiva.

¡No la podéis dejar pasar!