dilluns, 11 de desembre de 2017

Tú (sí, tú) vive



Por Ángela Sánchez Vicente


Hoy os quiero presentar a un chico que me inspira, un joven que me encantaría que fuera un reflejo de la sociedad actual.

Alex Puértolas es youtuber y me encanta ver como en los años en que lo llevo siguiendo ha cumplido sueños, se ha arriesgado, se ha equivocado, ha aprendido y sobretodo ha crecido como ser humano.

Un chico que desnuda su alma y su corazón mostrándonos sus reflexiones y su día a día a través de su canal principal y su canal de dailys.

En este tiempo hemos conocido su familia, su Zaragoza natal, su traslado a Madrid, su amistad con Juan y con todos los Arroita, hemos sido sus fieles compañeros de viaje desde China hasta Australia y hemos podido desgranar sus inquietudes compartiendo cafés, chai lattes, su pasión por el baloncesto, el billar y hemos visto como su grupo de amigos no para de crecer.

No me extraña, además de ser simpático y risueño tiene mucho que enseñarnos aunque él no quiera ser ejemplo para nadie. Como docente, me encantaría que hubiera muchos chicos y chicas con su mentalidad y con su mochila cargada de valores arraigados desde su niñez en su seno familiar.

Un chico valiente y que pone mucha pasión en aquello que hace nos ha regalado momentos memorables en sus canales y ahora se nos presenta como escritor en Tú (sí, tú) vive.

Este libro es una auténtica joya para sus seguidores y para el público en general.

Con el estilo de letra típica de máquina de escribir, fotos estudiadas, realizadas y protagonizadas por él, su hermana, Juan y sus personas especiales hacen de este volumen una reflexión constante sobre la mente de este joven.

Me parece una obra muy completa en la que su caos se da cita con su pluma mágica y su amor por las letras y nos narra de manera breve, directa y sencilla esas reflexiones que siempre nos encantan.

Tiene alma de poeta y un gran amor por el arte así que este libro en que combina sus pensamientos enfatizando su mensaje con unas fotografías increíbles es el cóctel perfecto para una lectura emotiva, introspectiva, valiente y reflexiva.

Con un prólogo insuperable a cargo de Juan Arroita hará las delicias de sus seguidores o como él mismo nos llama “familia” y seguro que completará esos momentos en soledad delante de la cámara y nos invita a conocerle más.

Sus videos y su libro son un binomio perfecto pero estoy segura que muchas personas que lo hojeen en cualquier librería no podrán apartar la vista de su belleza y trabajo cuidadísimo y descubrirán a un chico especial.

A mis casi treinta años reconozco que aún espero sus videos y este libro me ha enseñado e inspirado un montón. 

Me encantaría que él fuera referente de otros jóvenes y así crear un futuro mejor. Son mensajes positivos y realistas en un mundo en crisis de valores y referentes.

Si queréis saber más de él y no quedaros sólo con lo que pasa en sus viajes, en la penthouse y en sus proyectos acudid a la cita con este libro.

Es un volumen ágil, ameno y bonito para leer y releer. Es de esos libros que se nota que están vividos, es de los libros en que subrayas frases o te las apuntas de lo brillantes que son y marcas páginas para releer… Es un libro de cabecera en que su voz te susurra lo que necesitas oír. 

Parece raro pero se siente como un amigo.

Desde sus bromas como dejar una página en blanco para que nos demos cuenta de lo impacientes que somos hasta la idea del Mr. Potato nos iluminarán la cara y llenarán nuestro corazón de vitalidad para alcanzar nuestros objetivos y no rendirnos nunca.

Gracias a Alfaguara y a su mente inquieta y atrevida tenemos entre manos una lectura muy especial que deseamos que la disfrutéis tanto como nosotros.

Y al autor, si Alex, es a ti… Felicidades por esta nueva aventura, es un trabajo de diez en el que se nota que nos has entregado el cien por cien de tu caos.

¿Qué será lo próximo? Este soñador puede conseguir lo que se proponga, ya ha dado las primeras campanadas youtubers, ha vivido en Australia, ha mejorado su fotografía y un largo etcétera. Es un adulto que ha cuidado mucho a su niño interior y ha superado adversidades, complejos y encrucijadas vitales.

¡Perfecto, toda mi objetividad se ha perdido! Esto no es malo, estoy orgullosa de que este libro se convierta en uno de mis libros de cabecera dado que eso indica que me puedo reflejar en estas ideas. Si me identifico con estas palabras y con sus reflexiones creo que voy por buen camino.

Es un conjunto de reflexiones que no os dejarán indiferente. Saldréis de su lectura tocados, trastocados, pensativos, dubitativos, fortalecidos, reconfortados, comprendidos, enternecidos, agradecidos… De eso se trata la buena literatura y os garantizo que sus palabras os tocaran la fibra y os llegaran hondo. 

¡Ojalá todos lo supiéramos poner en práctica! ¡Nadie dice que sea imposible!

Os invito a ir al encuentro de este libro, que lo disfrutéis y conozcáis a quien se esconde tras su caos. ¡No os defraudará!