dijous, 25 de juliol de 2019

Dos cafés y una aventura


Ana Álvarez no se ha hecho esperar con la segunda parte de la bilogía “Dos más dos”, para los que la queráis leer en digital encontrareis la novela bajo el sello Selecta, para los amantes del papel, como yo, nadie mejor que Vergara para una comedia romántica.

Después de “Dos copas y una noche” donde conocíamos a Lorena y a su hermana gemela Mónica y a Cristian con su hermano César, ahora nos centraremos en Mónica y César, dos cuñadísimos muy especiales aunque sus respectivos hermanos pasaran de ser protagonistas a secundarios de lujo.

Dos cafés y una aventura se presenta con una portada que sigue la estética de la entrega anterior, dos sillas como metáfora de dos protagonistas, una mesa donde reunirse que nos invita a descubrir la conversación escondida en este caso en sus dos tazas de café.

La historia arranca tres años después de la entrega anterior, Mónica dejará de vivir con su hermana dado que esta se muda con Cristian y sus hijas, así que regresa a su loft e intentará recuperar su vida anterior, pero la primera noche que sale descubre que hay algo que le falta, que esa vida ya no la llena y que no tiene ganas de aguantar las tonterías de los hombres.

Ella es la gemela peligrosa, amante del riesgo y la aventura y nadie mejor para acompañarla que su cuñado el bombero, un hombre pícaro y cariñoso que desde el día que la conoció perdió el corazón, aunque la cabezonería de ella crea una barrera casi infranqueable.

No hay nada mejor para una barrera que saltarla o rodearla, así que César la seducirá, conquistará y tratará de mostrarle que están hechos el uno para el otro y que ser cuñados no es un impedimento.

Juntos harán senderismo, escalada y deporte mientras la tensión sexual va en aumento, la química está a punto de explotar dando lugar a escenas sensuales, pasionales y eróticas.

Una trama secundaria se entremezclará creando un gran conflicto que puede acabar con la relación de un plumazo, los celos y un corazón roto.

Con una pluma ágil la autora nos invita a una historia fresca, amena, ágil, sin giros argumentales complicados, con personajes con los que empatizar y con un final cerrado.

Aquí os dejo sus primeras páginas, ya podéis empezar la aventura.