divendres, 4 d’octubre de 2019

Naranja de sangre


Por Ángela Sánchez Vicente

Es difícil recomendar un libro que te ha encantado y del que se han dicho cosas tan positivas sin caer en recurrentes clichés y sin desvelar los secretos y los giros de la trama.

Os aseguro que al acabar de leer Naranja de sangre uno ya no es el mismo.

Es una novela sobre la autodestrucción puesta a debate con el deber laboral y social de la protagonista.

En esta obra conoceremos a Alison, una mujer que vive con su marido y su hija en el sí de una familia unida y personalmente vive un momento de auge en su carrera como abogada.

Parece que ella misma se quiere auto boicotear en cuanto le dan el primer caso de homicidio.

Empieza a beber mucho más de lo que debería, deja un poco de lado a la familia y empieza una relación cautiva y tormentosamente obsesiva con un colega que no tiene límites.

Solo toma un poco de consciencia a través del caso que debe defender ya que aunque su clienta no niegue que mató a su marido y quiera declararse culpable ella ve que detrás hay demasiados indicios y presiones que indican que la mujer no es tan culpable como ella misma cree.

¿Ordenará su vida para poder ordenar la vida de su clienta?

Tiene mucho que ganar o mucho que perder si no pone remedio a sus conflictos personales.

Además sospechará que alguien va tras sus pasos y tiene demasiada información sobre ella.

¿Se plantará y tomará consciencia de su vida y de su trabajo o seguirá en la vorágine de su bucle tóxico?

La pluma novel de Harriet Tyce nos regala una obra que dará que hablar y que merece estar en un lugar destacado entre los libros más leídos y en nuestras mesillas de noche.

Un ritmo trepidante, una gran protagonista, una gran historia que siempre deja interrogantes que se resuelven de manera sorpresiva son los ingredientes para el coctel literario perfecto.

Gracias a Suma de letras podréis dar respuestas a estas preguntas mientras desgranáis esta gran obra.

Y recordad… Si tenéis una borrachera de literatura, la resaca es cultura!

No lo dudéis y ayudad a Alison.