dilluns, 2 de setembre de 2019

La librería de los corazones solitarios


Hoy quiero presentaros una novela que es más de lo que parece. Tras La librería de los corazones solitarios y envuelta en una portada marcada por una silueta femenina vestida de un color monocromo y abrazada fuertemente a unos libros antiguos descubriremos parte de la esencia humana y el poder sanador de la palabra escrita.

Todo lo que apunta hacia una novela con tintes románticos arraiga como un árbol que ha sido dañado por el tiempo y que poco a poco con cuidados y mimos se irá enderezando.

Así es como son nuestros protagonistas, conoceremos a Tom un granjero que creía que lo tenía todo, una esposa y un niño al que quería como su propio hijo, conformado con todo no pedía más hasta que un día su mujer Trudy se marcha con el pequeño Peter, un niño increíble, con luz propia capaz de iluminar la vida de este granjero. 

Tom vive casi aislado, solo hasta que al pueblo llega Hannah, una mujer que cuesta conocer pero que el autor nos presentará de tal manera que sufriremos con ella y descubriremos la crueldad verdadera de la vida.

Hannah sufrió los campos de concentración de Auschwitz, un lugar donde llego junto a su hijo y donde lo perdió. Ahora, recién llegada a Australia monta una librería.

A través de su amor por la literatura descubriremos como la palabra escrita, las historias, los relatos le han abierto una puerta a un mundo mejor donde el dolor no es real.

Esta historia nos mostrará el pasado de los dos protagonistas a la vez que paso a paso nos va mostrando como se relacionan entre ellos, como una chispa de amor profundo y sincero surge no solo por atracción, sino por comprensión, por afinidad, por compartir de alguna manera cicatrices en el alma.

No conocía la prosa de Robert Hillman y me ha sorprendido, sus capítulos cortos, su prosa limpia y fluida, sus descripciones detalladas del ambiente, la dureza de los momentos que relata del pasado de Hannah mostrando la oscuridad humana y como consigue que sus protagonistas logren entrelazar sus vidas me parece muy conseguido.

Sus personajes son muy reales, el amor que muestra el autor es de alma y corazón. Es muy fácil empatizar con ellos y adorar al pequeño Peter y tener ganas de darle su merecido a Trudy. 

Suma de letras nos presenta una historia donde la ternura, el perdón y el empezar una página en blanco en el libro de la vida requieren un equilibrio constante que funciona.

Aquí os dejo sus primeras páginas.