divendres, 14 de juny de 2019

Los besos más dulces son la mejor medicina


Hoy he descubierto una nueva autora de novela romántica, Paris Yolanda nos presenta de la mano de Esencia un título muy rosa y juvenil, Los besos más dulces son la mejor medicina esconde un gran flechazo, una historia de amor verdadero donde no faltan la bruja malvada, la entrometida de turno y afortunadamente los amigos de la pareja capaces de hacer cualquier cosa.

Esta historia es muy ágil de leer, es dinámica y con un tempo lineal donde solo cabe la opción de ir hacia adelante.

Ana, Juani, Raquel y Mar son las amigas de Yolanda a quien por su cumpleaños deciden regalarle un viaje a Los Ángeles, una escapada de amigas, todas ellas son muy diferentes pero juntas son un terremoto en acción.

El destino querrá cruzar los caminos de estas con el de Lucas, un madrileño que forma parte de los SWAT en Los Ángeles, un rompecorazones que sin saber cómo perderá el corazón por una joven rubia, dulce y cariñosa a quien el dinero no se le ha subido a la cabeza.

Este será el inicio de una relación donde la distancia parece un obstáculo hasta que Lucas y su compañero Dani, quien tendrá sus más y sus menos con Mar serán destinados a dar apoyo a los GAR en Madrid donde trabajan el marido de Ana y Juani.

Las cosas no siempre son lo que parece y esta lección la aprenderán nuestros protagonistas por las malas llegando a una situación insostenible gracias a la mano de una mujer que representa la animadversión entre Madrileños y Catalanes (punto de reflexión en la novela) y a una fresca que quiere aprovechar la oportunidad.

Esta novela tiene su propia banda sonora, desde AC/DC a Luis Miguel, relaciones familiares complicadas, amistades profundas y sinceras, respeto por el trabajo, celos, dudas y traiciones, pero todo ello queda equilibrado con la idea de que en una pareja deben hablar y ser sinceros y así se evitan problemas aunque estos vengan de fuera.

Para ser la obra novel de esta escritora creo que plasma con realismo unos personajes jóvenes y actuales capaces de equivocarse y pedir perdón, sus caracteres son complejos desde una pija con una choni dentro hasta un hombre duro y fuerte capaz de ser un mimoso amante.

Tiene sus puntos más calientes entre sabanas sin perder la inocencia y el romanticismo que fluye entre sus páginas, no se centra en ello sino que es una consecuencia de un sentimiento profundo.

En cierta manera su portada lo dice todo, besos de chuche y muchos corazones rosas nos presenta al igual que su título una obra dulce pero no empalagosa donde querer es poder si ambos luchan por lo mismo.

¿Por qué no? Os recomiendo tener alguna chuche cerca y si es de color rosa mejor… ya lo entenderéis.

Aquí os dejo sus primeras páginas, un nuevo grupo de amigos os está esperando.