divendres, 3 de maig de 2019

Toda la verdad de mis mentiras


¿Puede mantenerse una amistad a pesar de las mentiras?
Una despedida de soltera en autocaravana. Un grupo de amigos... y muchos secretos.

Hoy nos reencontramos con Elísabet Benavent, o como todas sus seguidoras la conocemos @BetaCoqueta.

La descubrimos con “Valeria en el espejo”, “En los zapatos de Valeria”, “Valeria al desnudo” y “Valeria en blanco y negro”, poco tiempo después decidió subir la temperatura en las casas de sus lectores con “Alguien que no soy”, “Alguien como tú” y “Alguien como yo”, después nos invitó a vivir la vida del rock con “Persiguiendo a Silvia” y “Encontrando a Silvia”, a principios del año pasado nos regalaba “El diario de Lola” y nos alegró el invierno con “Martina con vistas al mar” y “Martina en tierra firme” y no nos podemos olvidar de “Mi isla”, y su última aportación fue la bilogía musical “Fuimos canciones” y “Seremos recuerdos”.

Hoy regresa para presentarnos una novela reflexiva, llena de máscaras y fachadas, de verdades y mentiras, de amistad, amor, celos, cuernos, familia y mucho sentimiento.

Bienvenidos a la despedida de soltera de Blanca, un viaje en caravana por los campings y las playas del país junto a sus mejores amigos. Nuestro kilómetro cero parte de Toda la verdad de mis mentiras de la mano de Suma de letras.

Nuestros narradores son Coco, la voz principal de la novela, una joven alocada, sexy, divertida, amiga de sus amigos que guarda un gran secreto, el amor que siente por Marín, su compañero de piso y el ex de su amiga Aroa. Así que miente diciendo que aún ama a Gus, su ex, un petardo de personaje pero que sus poesías que se van intercalando son brillantes.

Marín es un chico casi perfecto, muy british como lo define Coco, pero este también guarda sus secretos y será el segundo narrador quien nos contará aquello que Coco no puede dado que lo desconoce.

Los demás viajeros son Aroa, una mujer diez, Loren quien sabe guardar secretos y se pasa el día intentando poner paz entre todos y como no Blanca, la sensata del grupo que se va a casar.

Todos son muy diferentes entre ellos, el lector tendrá más afinidad con unos que con otros y se quedará con las ganas de estirar alguna oreja.

Esta historia es un reflejo de la amistad, de los lazos que nos unen, una obra de personajes, de sentimientos intensos que nos invita a reflexionar sobre las verdades y las mentiras, todos tienen secretos y mienten para no romper el grupo aunque cierto es que no se pueden mentir a sí mismos y este hecho conlleva una carga.

La prosa de la autora nos invita a ser uno más del grupo, Coco como narradora nos habla de manera directa, nos explica sus verdades y sus mentiras, sus deseos y su dolor, un hecho que transforma una novela de más de quinientas páginas en un suspiro.

Amena, divertida, dulce y con una clara evolución, los personajes empiezan de una manera más bien formal, mantienen su máscara claramente pero a medida que queman kilómetros es como una borrachera que les suelta la lengua y se muestran tan imperfectos y humanos como son.