dimarts, 4 de juliol de 2017

Hasta que salga el sol



Hasta que salga el sol es el nuevo grito de la jefa guerrera Megan Maxwell, una novela que va un paso más allá aportando un punto de interactividad con sus personajes al regalarnos un CD con algunas de las canciones que acompañaran las vidas de nuestros personajes, una idea que os animo a ir escuchando a medida que avanza la historia, dado que a veces la música habla directa al corazón aportando no solo ritmo y pasión, sino que ayuda a que casi sin querer los sentimientos vayan un paso más allá, y por eso desde aquí le doy las gracias al grupo Atacados y a Lucía Gil por su canto a la vida, a la lucha y al amor.

Esta novela tiene alguna que otra referencia que agrademos las guerreras, sus protagonistas usan nuestro blog de Guerreras y nos acordaremos mucho de Omar y Tony, pero hasta aquí voy a decir, el resto está entre sus páginas.

Antes de entrar un poco en la trama, quiero alabar como la autora introduce temas complejos y sociales como el maltrato, las drogas o el género sexual cuando uno está encerrado en un cuerpo que no le toca, sin olvidarse de las personas que están alrededor, su sufrimiento y como con valentía afrontan el día a día lo mejor que pueden ante una sociedad discapacitada mentalmente.

Tras estas anotaciones os quiero presentar a Esther, Sofía, Delia, Vega y Hugo. Esther es la hermana mayor de una alocada Sofía, el ying y el yang de las hermanas, una lleva la responsabilidad de su familia sobre sus espaldas y la otra vive una vida que la destruirá si no madura.

Delia, Vega, Hugo y Esther son como los mosqueteros, son amigos desde la infancia aunque cada uno vive su vida como puede, la vida de Delia cambiará radicalmente y nos mostrará una mujer fuerte, segura y luchadora, Vega es una madre soltera con una hija que es maravillosa y su corazón siempre ha latido por quien de niños le robo el corazón y Hugo tiene una novia que es para estamparla, vive de agua y de oler la comida, ella no es para él.

Esther tendrá la oportunidad de ir a estudiar un mes a Londres donde conocerá a Jorge, un joven que no encaja en su vida pero que le roba el sentido, juntos son apasionados y se complementan, pero un motivo del pasado pende de un hilo sobre la relación y quizás los separe de por vida.

Esta novela que parecía ligera para el verano y con unos protagonistas claros, se transforma sin uno darse cuenta en una obra coral, donde cada personaje aporta su punto de vista sobre la vida y es un apoyo para los demás y con una profundidad marcada por el amor de una familia, de unos amigos y de medias naranjas a veces muy amargas y otras veces muy dulces.

Esencia nos presenta una novela que no podréis dejar de leer hasta que salga el sol,           con los sentimientos a flor de piel, la ilusión de una locura que puede ser el principio de una verdadera realidad y sueños por los que vale la pena luchar, estos amigos os esperan cerca de la playa, donde la brisa lleva la música y el horizonte del mar invita a soñar.

Aquí os dejo sus primeras páginas, el hotel Agamar tiene una habitación reservada para vosotros.

Recordad, debéis luchar por vuestros sueños y no vivir los de los demás.