dijous, 6 d’abril de 2017

La magia de ser Sofía



¿Dónde reside La magia de ser Sofía? En su sonrisa, en su simpatía, en su atención a los pequeños detalles, en sus amigos tan locos como ella, en su gata Holly y sobretodo en su trabajo en El Alejandría, la cafetería que todos querríamos tener cerca de casa, un lugar hogareño, donde cada cliente es especial, los camareros les llaman por su nombre, les preguntan cómo están e incluso les recomiendan un libro por descubrir.

Todo ello conforma en gran medida la magia que lleva dentro Sofía, una protagonista con las carnes prietas y una talla poco de Barbie que la hace todavía más especial, una mujer joven que no se esconde, que da lo mejor de sí misma y siempre busca lo mejor en los demás, aunque ello le conlleve al típico tópico de “corazón que no ve, leche que te pegas”.

Elísabet Benavent, @BetaCoqueta, nos seduce y conmueve con un amor a tres, primero descubriremos que el ex de Sofía la dejo por su amiga y ahora será ella la que caiga en la tentación al enamorarse de Héctor, un hombre con novia desde hace dieciocho años y que no puede ni quiere resistirse a Sofía.

Juntos descubrirán muchas cosas de sí mismos, de la importancia del amor, de cómo pequeños detalles pueden crear un día maravilloso y la importancia de la sinceridad en una relación.

Sofía pasará del rol de la engañada al rol de la que engaña, y eso le supondrá un gran problema y aunque todos sus amigos la avisan ella caerá en los brazos de cupido.

Héctor es un personaje que no está a gusto con su propia piel, descubre poco a poco lo que quiere, pero la comodidad de algo conocido le hará tomar la decisión más cobarde del mundo y nos dejará a todas con ganas de estrangularlo y de leer el final de esta bilogía que engancha más que el café cargado de buena mañana.

Me gustaría destacar los personajes secundarios y como se relacionan entre ellos, son un puntal importante para Sofía y su mundo, incluida su madre y eso es mucho decir.

Del mismo modo que la autora hace un giño a su “Persiguiendo a Silvia” y “Encontrando a Silvia”, no os diré como, pero os arrancará una sonrisa al recordar al malote de Gabriel.

Una historia real, profunda, intimista, a dos voces y a tiempos narrada en pasado y directamente a la piel de los lectores, un contraste que de manera involuntaria nos hará cavilar en lo que nos queda por descubrir junto a Sofía.

Suma de Letras junto a una de sus autoras estrellas añade una nueva heroína moderna que descansará en nuestras estanterías junto a “En los zapatos de Valeria”, “Valeria en el espejo”, “Valeria en blanco y negro”, "Valeria al desnudo", “El diario de Lola”, “Alguien que no soy”, “Alguien como tú”, “Alguien como yo”, “Martina con vistas al mar”, “Martina en tierra firme” y “Mi isla”.

Si queréis conocer a Sofía y tomaros un café delicioso en el Alejandría, aquí os dejo la puerta abierta para que entréis a visitarlos.

 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada