dimecres, 20 de juliol de 2016

El viaje



Por Ángela Sánchez Vicente


Hoy de la mano de Impedimenta os presentamos el XVII Premi Llibreter 2016. Un merecidísimo premio a una obra que no os dejará indiferentes.


Con un semblante aniñado me adentro en este cuento ilustrado de una grandísima calidad visual; mis primeros pensamientos mientras voy a mi escritorio es que me encontraré con un cuento interesante pero al fin y al cabo, un cuento. 

¡Ai! Las apariencias engañan. Estamos demasiado acostumbrados que escribir para los pequeños de la casa es tarea fácil y sujeta a muchos clichés pero por suerte emergen obras como esta para demostrarnos que hay que ofrecer a los niños obras de calidad y que les traten con respeto a la vez que les inviten a ir más allá de la lectura y ayudarles a conformar un hábito literario más personal y especial.

En El Viaje conoceremos a una familia que por conflictos bélicos tendrán que dejar todo lo que conocen para adentrarse a la aventura de la huida. 

Trata el tema de la pérdida de uno de los padres con naturalidad a la vez que la fortaleza de la madre para colgarse toda la responsabilidad a sus hombros aunque tenga ganas de quebrarse y llorar.

La travesía parece no acabar; hay fronteras, muros, personas que no quieren que avancen y aunque amenicen este viaje con historias fantásticas se nota el miedo y la incertidumbre que les inunda.

La autora, Francesca Sanna, combina  a la perfección el mensaje escrito con la información visual que aportan las ilustraciones.

Pone la piel de gallina como expresa el miedo con una página totalmente negra y como este negro se extiende hasta que el rojo del peligro se apodera de ellos y solo les abandona cuando realmente pueden avanzar.

Es una grandísima propuesta didáctica para introducir a los más pequeños el sentido de la inmigración y de los refugiados. Es una manera sutil de mostrarles como ellos no son el enemigo sino que son víctimas que tienen miedo, carencias y muchísima historia que han tenido que dejar atrás a la fuerza.

Realmente Impedimenta nos tiene siempre gratas sorpresas pero este pasó más allá con el sello de La Pequeña Impedimenta ya es rizar el rizo para tener una biblioteca perfecta.

¿Queréis acompañar a esta familia en su particular viaje?


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada