dimarts, 12 de juliol de 2016

Corazón fugitivo



Ha llegado el momento de viajar al lejano oeste con sus agrestes parajes, sus puestas de sol interminables, con sus pueblos de poco más de cuatro calles sin asfaltar, el nacimiento del ferrocarril, la fiebre del oro y los Marshall procurando la paz.

Johanna Lindsey nos invita a vivir una apasionante aventura donde la codicia condenará a una joven inocente y su captor, un pacificador temido por todos se verá arrastrado por la fuerza de la bondad y la pasión.

Corazón fugitivo es el último título suyo que nos llega de la mano de Vergara tras seducirnos con títulos como “Cuando el amor despierta”, “Persuasión” y “Cuando la pasión espera”.

Estamos frente a una novela que mezcla la historia de dos personajes capaces e inteligentes, por un lado tenemos a Max, una joven que ha vivido fuera de la ley durante casi dos años acusada de manera injusta por un hombre corrompido por la codicia y por otro lado tenemos a Degan, un conocido pistolero que para ayudar a un amigo tiene la misión de encarcelar a unos cuantos fugitivos, uno de los cuales es Max, aunque todo cambiará cuando descubra que en realidad es una mujer.

Muchas recordareis a Degan de “un corazón por conquistar” aunque esta novela se puede leer de manera independiente.

Una novela con diálogos rápidos como las balas, con una ironía muy fina y comedida y dos personajes formados a base de golpes de la vida, dos caracteres muy a la par y aunque su sino es no entenderse, todo puede cambiar frente a un fuego en el bosque.

La trama se complica al poco de empezar, nos encontraremos con duelos, arrestos, escapadas por las ventanas, acampadas, la fiebre del oro y un complejo entramado que nos muestra con bastante fidelidad la vida de los primeros hombres y mujeres que se instalaron en el oeste americano buscando un lugar mejor donde asentarse.

La prosa fluida, los giros argumentales, la sorna y la picardía de sus personajes y la trama de fondo crean una lectura muy amena y ligera, el lector no sabrá como pero irá avanzando en la lectura a un ritmo de galope y se sentirá con ganas de más al llegar a su final.

Una historia que muestra lo mejor y lo peor de dos mundos separados, ninguno de los protagonistas es lo que parece a simple vista y sus respectivos pasados viajan en un tren en busca de respuestas aunque unos armados con una soga y otros con mentiras y culpabilidades.

Nunca el género western me pareció tan delicioso, sugerente y entretenido. Ahora os toca a vosotros demostrar si sois lo bastante rápidos al llegar a las librerías y secuestrar vuestro ejemplar de la estantería.

No lo dudéis, os encantará.






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada