dissabte, 18 de juny de 2016

La verdad sobre el caso de Harry Quebert



Joël Dicker ha encontrado la fórmula mágica para que su primera novela La verdad sobre el caso Harry Quebert sea un éxito a gran escala y gracias, en gran medida, al boca a boca. Una novela que ganó el gran premio de la novela de la Academia Francesa, el Premio Lire a la mejor novela en legua francés y el Premio Goncourt de Lycéens. Si alguien os pregunta sobre un libro para las vacaciones, para regalar o simplemente para disfrutar, este título es una apuesta segura.

Si tuviera que resumir que se esconde en una novela de seiscientas sesenta y seis páginas, diría que encontrareis crímenes, intriga, investigación policial, xenofobia, giros argumentales que descolocan al lector, lolitas, maltratos, amor, amistad y lealtad.

La historia se centra en la desaparición de Nola Kellergan, de quince años, en 1975, en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire, una ciudad inspirada en la ciudad de Bar Harbour (Maine). Treinta y tres años después el cuerpo es encontrado y se acusa de su muerte al profesor Quebert. Mientras este se encuentra en prisión su pupilo y mejor amigo, el escritor en horas bajas, Marcus Goldman intentará descubrir que ocurrió la fatídica noche del 30 de agosto de 1975.

Esta es la línea argumental sobre la que se va entrelazando en espiral la historia que nos va explicando Marcus sobre cómo Harry Quebert cambio su vida y que le motiva a ayudarlo a expensas de su propia reputación. Este segundo hilo argumental nos llevará hacia el año 1998. En definitiva, Joël Dicker, no solo construye un puzle de intriga y misterio, sino que le añade aspectos y detalles temporales, dotándola de una profundidad tridimensional.

Una novela que mantiene al lector en alerta, devorando páginas y creando y destruyendo teorías sobre la pregunta ¿Quién mató a Nola? que no ¿Quién mató a Laura Palmer?, un thriller que recoge el trabajo policial y la minuciosidad de investigación de Marcus, con un giro sorprendente al final, dejando fuera de combate a todo amante del género negro.

He de reconocer que la trama es excepcional, los paisajes, las descripciones, la dinámica encajan muy bien entre ellos, pero los personajes, en mi modesta opinión, son un poco flojos, se diluyen entre ellos, transformando una novela de carácter en una novela demasiado coral.

Una curiosidad que me ha dejada perpleja son los cambios de capítulos, estos van introducidos por una página numerada en orden descendente que tras un título muy pensado introduce los consejos que Harry Quebert va dando a Marcus sobre cómo escribir un buen libro y cómo afrontar la vida. Ideas profundas o breves diálogos para enmarcar aspectos que marcan el carácter de su relación y de la madurez que irá adquiriendo su pupilo, personalmente me quedo con “La tormenta” y “El principio Barnaski”, verdades como puños que harán pensar al lector.

La pregunta que me queda por poder responder es si realmente Marcus Goldman está inspirado en aspectos vitales del propio autor: ambos escriben su segunda novela, son jóvenes y mantiene una relación de amistad y veneración hacia la persona que les empujo hacia un camino difícil pero lleno de satisfacciones.

La apuesta por esta novela llega al lector de la mano de Debolsillo  en formato cómodo y económico. Os dejo sus primeras páginas.

Como el propio personaje de su novela, deberíamos considerar que las obras maestras no se escriben. Existen por sí mismas, y La verdad sobre el caso de Harry Quebert existe.


1 comentari:

  1. LA VAIG LLEGIR,DURANT UN ENLLITAMENT,FA ALMEINYS UN PARELL D'ANYS,HAN VA ALIVIAR MOLTES CABORIES.PERO
    LAS DARRERES DEL MATEIX AUTOR,M'HAN DECEBUT.

    ResponElimina