divendres, 28 d’agost de 2015

La chica de los ojos color café



¿Qué tiene Lisa Kleypas que con cada novela consigue llegar al corazón de sus lectoras?

Tras  su trilogía mágica centrada en la isla de Friday Harbor: “El camino del sol”, “El lago de los sueños” y “La cueva de cristal”, nos presenta a La chica de los ojos color café, una novela imprescindible, increíble, dulce, potente, con familias complejas y grandes familias, pero sobretodo muy humana.

Avery es una joven acomplejada aunque tiene una talla 40, dado a que su familia fue un desastre en potencia y a que su prometido la planto el día de su boda  no se fía de los hombres y se esconde tras ropa holgada y unas grandes gafas.

Conoció a su hermana Sofía en el hospital, cuando su padre estaba muy enfermo y murió, en ese momento decidieron que juntas formaban una familia, se fueron a vivir juntas y montaron una empresa dedicada a organizar bodas.

En una de estas bodas Avery conoció a Joe, un joven atractivo, sensible, cariñoso y rico, y antes de conocerlo realmente decide dejarlo por si sufriría en el futuro, pero no había contado con la testarudez de Joe y con unos sentimientos inesperados que irán creciendo poco a poco.

Una novela que muestra la magia del amor, lo que se esconde tras una boda y sobretodo la importancia de pertenecer, si digo pertenecer, a una familia que te quiera como eres, que intente sacar siempre lo mejor de ti misma y que siempre puedas contar con ellos, tanto en las buenas como en las malas.

Me encantaría que esta novela tuviera una segunda parte, hay diversos personajes secundarios que podrían darnos alguna sorpresa y alegría, es de aquellas novelas que aunque sabes que terminará bien siempre te sorprende con un final que te deja con la piel de gallina y emociona.

Esta historia no es solo chica conoce a chico, los personajes secundarios aportan calidez y solidez a su historia, ellos también tienen vida propia y nos muestran como podría ser la vida si Avery y Joe consiguieran un equilibrio.

Creo que os he contado demasiado o demasiado poco, cuando una novela te ha enganchado y mantenido despierta hasta las tantas tienes la imperiosa necesidad de contarlo, de recomendarla y de releerla.

Vergara es un sello con el que siempre se puede contar, sus títulos nunca decepcionan y te deja un gusto dulce en el paladar que te invita a buscar otro de sus títulos para continuar la aventura lectora.

Espero que estéis preparadas para acompañarlos en el que puede ser el viaje de sus vidas o en el cruce de ellas, ¿quién sabe?


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada