dissabte, 29 d’agost de 2015

El café de los corazones solitarios



Las cosas siempre van mejor. Al fin y al cabo, cuando tocas fondo, no puedes ir a ninguna parte, salvo hacia arriba. 

El café de los corazones solitarios es aquel lugar que todos querríamos tener cerca, un lugar donde uno se siente reconfortado y querido.

La editorial Umbriel nos presenta a sus personajes: Carla Pride que acaba de quedarse viuda, pero lo peor de todo ha sido descubrir que su marido, Martin, no era el hombre que ella creía. Tras enterarse de su engaño, tendrá que enfrentarse a las consecuencias y continuar su vida lo mejor que pueda.

Molly Jones bastante tiene con su hijo y con su nuera… Hasta que aparece su marido, tras años de abandono, dispuesto a corregir los errores del pasado, y a Will Linton que está arruinado. El banco no quiere renovarle el préstamo que mantiene su empresa a flote… Y cuando creía que ya nada podía irle peor, su mujer lo abandona…

El café de la esquina, regentado por la encantadora Leni Merryman, se convierte en un lugar de peregrinaje para sus protagonistas, donde comparten confidencias, decepciones e ilusiones… ¿Pero podrán encontrar la seguridad que necesitan? Y mientras Leni les ayuda a reparar sus corazones solitarios, ¿podrán devolverle el favor cuando ella más lo necesite?

Con una portada en verde con contrastes rosa descubrimos a Milly Johnson, una autora que escribe sobre el amor, la vida, las amistades y poco de la magia que a veces surge de la vida real.

Está novela es el claro ejemplo de un nuevo género que está en auge el feelgood, una novela que no pretende dar lecciones de vida pero si acompañar a sus lectores a través de las vidas de sus personajes para descubrir el valor del perdón, de las segundas oportunidades, de tomar decisiones que los lleven a cumplir sus sueños y deseos, y en definitiva a reinventarse como personas.

Narrada en tercera persona y con unos capítulos cortos está novela pasa suave como una buena taza de café dulce y humeante. Es ese momento que queda absorbido entre sus páginas y donde el mundo parece desaparecer. 

Con una línea temporal ordenada, paso a paso, la autora nos muestra el esfuerzo que cada personaje realiza para dejar el pasado en el pasado, que esté deje de ser un lastre, aprender a vivir el presente y llenar de sueños el futuro.

Una novela escrita con el corazón y que llega directa al corazón del lector, llena de empatía y vida, es de aquellas novelas que tienes que compartir, sé que no os he contado mucho, pero creo que todos deberíais visitar el café de la esquina y descubrir sus secretos, y por qué no, reflexionar sobre vosotros mismos y descubrir realmente que queréis y como lo podréis conseguir.


“Nunca es demasiado tarde para protagonizar un final feliz” – Harvey Hoyland


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada