dimecres, 6 de maig de 2015

Amor verdadero




Jude Deveraux, una de las autoras de novela romántica más conocidas y apreciadas, regresa con una nueva y fantástica serie: la trilogía de las Novias de Nantucket. Ambientada en esta mágica isla de Massachusetts, Amor verdadero nos presenta a la nueva generación de las familias Montgomery y Taggert, que ya nos enamoraron anteriormente en “El caballero de la brillante armadura”, “El corsario”, “Dulces mentiras” y “La doncella”.

La querida tía Addy deja un testamento un poco peculiar, lega su casa a su sobrino Jared, un joven que fuera de la isla de Nantucket es un arquitecto famoso pero que en la isla es uno más, dado que casi todos sus habitantes están emparentados de una u otra manera, pero hay una clausula especial, una joven, Alix, deberá vivir en la casa durante un año donde deberá descubrir que sucedió a la joven Victoria, una antepasada que desapareció hará unos doscientos años.

Alix es una joven estudiante de arquitectura, que si ella saberlo, en su pasado ya se ha cruzado con Jared y su pasado está lleno de secretos.

El motivo real de este misterio es el hecho de que en la casa vive un fantasma, un antepasado de Jared que tiene una fecha limite antes de desaparecer, su profundo amor por Valentina le mantiene atado a la casa donde ha visto sus reencarnaciones nacer, crecer, vivir y morir.

Una novela que seducirá a todas sus lectoras y muy especialmente a las que ya cayeron en las garras de los Montgomery y Taggert, sus rivalidades y su amor por la familia. Si no es así, no hay ningún problema para seguir esta trilogía, dado que los personajes son una generación posterior y se presentan en el nuevo marco.

Alix quiere que Jared le enseñe todo lo que sabe, pero cuando le va conociendo descubre que tras la fachada del arquitecto hay un hombre y un corazón capaz de entregarse sin reservas.

El principio de su relación me recordó mucho a Lizzi Bennet y al Señor Darcy, uno no quiere ser modelo de nadie y la otra al no entender sus cambios de humor decide poner distancia.

Suerte que hay amigos y familia que les empujan el uno hacia el otro hasta que se dan de bruces con sus sentimientos.

Lo que más me gusta de las novelas de Jude Deveraux es el hecho de dar parte del protagonismo a los personajes secundarios de modo que sus propias historias se van entrelazando creando una imagen completa y variada, no solo centrándose en una pareja y sus idas y venidas, todo el pueblo en si es protagonista.

Realmente, me he quedado con las ganas de descubrir que nos deparará Vergara en “Me entrego a ti” y “Por siempre jamás”, donde visitaremos de nuevo esta increíble isla donde ya no seremos forasteros ni turistas, seremos unos vecinos más con los que tomaremos helados, haremos un picnic y urdiremos planes dignos de las mejores celestinas.

¿Aún no os he convencido? Os aseguro que pasar un tiempo en la isla de Nantucket es una experiencia única que la propia autora vivió de primera mano, donde fue a inspirarse.

Por siempre al mar…


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada