dilluns, 27 d’abril de 2015

Matar a Leonardo Da Vinci


Por Àngela Sánchez Vicente

 

Hoy os presentamos el debut de Christian Gálvez en el mundo de la novela después de que nos haya sorprendido con sus libros divulgativos “Tienes talento” y “Que la historia te acompañe”.

Debo reconocer mi escepticismo viendo su novela Matar a Leonardo Da Vinci en mi escritorio. Las dudas se abalanzan sobre mí: ¿Podrá ficcionar a su ídolo? ¿Qué peso ha tenido su nombre a la hora de publicar la obra? ¿Y si el autor no fuera mediático? 

Poco a poco y con el devenir de los capítulos he tenido gratas sorpresas, su prosa es impecable y la pasión por la cultura italiana se deja entrever en cada acento. 

La gran documentación y su sabiduría sobre el personaje sobre el que se destapa toda la historia nos envuelve en una trama creada con mucho cuidado, rigurosidad, respeto y mucho mimo.

Los conflictos que se dieron en Italia causados por la religión, el poder y las ansias de expansión territorial se dibujan como telón de fondo comparándolo con la tranquilidad y estabilidad de España, Francia e Inglaterra en su unificación. 

En este fragmento con alto poder didáctico nos encontraremos con uno de los peores momentos de Leonardo da Vinci. Víctima de una mano oculta y un dedo señalador será privado de libertad, interrogado y torturado hasta que la falta de pruebas lo pongan en una libertad que le obligara a abandonar la tierra que ama.

El punto destacable de la novela es que nos presenta a un Leonardo Da Vinci antes desconocido, un hombre que a través de sus pensamientos en una época opresiva nos mostrará ideales y enseñanzas maravillosas.

Y no padezcáis, no hay ni rastro de los thrillers ambientados en la Italia de los Medici ni de los best-sellers donde religión y crimen son el binomio principal.

Gracias a SUMA de Letras podemos conocer en profundidad y de manera más holística a un personaje iconográfico de la cultura tradicional e internacional, pero si os decantais por un formato más práctico encontraréis esta gran novela en Punto de lectura.

Me ha sorprendido mucho y merece una lectura profunda de la que podremos extraer grandes sentencias, grandes fragmentos y una dosis muy alta de conocimientos pero la trama quizás flojea un poco perdiéndose entre fantásticos landscapes florentinos.

No lo prejuzguéis, no todos los mediáticos son buenos ni malos y este se merece una oportunidad y un lugar en la mesilla de noche. 

Id a su cita, conoced al protagonista y al autor.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada