dilluns, 19 de gener de 2015

Contra la fuerza del viento



Por Ángela Sánchez Vicente


Hoy no os engaño si os digo que estoy feliz en mayúsculas por presentaros Contra la fuerza del viento, la continuación de la novela “Tu nombre después de la lluvia”. Después de dos noches sin poder parar de leer tengo tantas cosas que compartir que no sé si seré capaz.

Trataré de ser lo más imparcial posible aunque os aseguro que para mí, las novelas de Victoria Álvarez son un fenómeno fan. Las adoro y las releo hasta la saciedad. Digamos que si tiene la capacidad de atraparme de esta manera quizás sí que sea un poco más subjetiva y pierda mi brújula crítica pero pocos autores me llenan de sueños con sus historias como esta joven salmantina.

En esta nueva entrega nos reencontramos con un trio que da demasiado juego y es simplemente brillante en una nueva investigación. Los chicos del periódico “Dreaming Spires”. Alexander, Lionel y Oliver recibirán una misteriosa visita de la Señorita Stirling que llegara con una de esas propuestas que estos tres galanes no pueden rechazar.

El tema en si es trasladarse a Nueva Orleans para descubrir la verdad sobre la leyenda de Perséfone, un bergantín hundido en el Mississippi en el año 1862. 

A decir verdad es una novela completísima y sigue muy bien la estela de su precedente, añadiéndoles más personalidad a los protagonistas y remarcando aspectos de su carácter consigue hacerlos únicos, carismáticos y con una luz que sale del libro como un faro que nos invita a la lectura.

Su alto conocimiento en Historia y su curiosidad investigadora la conduce a crear un contexto tan real que se puede palpar: los escenarios, los hechos, la manera de vivir y entender la vida quedan reflejados sin anacronismos y con la veracidad como único puntal.

Pero eso sí, lo embellece todo con su amplísimo vocabulario y su declarado amor por las letras, desde una descripción de un escenario al que dan ganas de transportarse por unos instantes a unos ropajes que dan ganas de llevar a unos ciertos flirteos que invitan a ser vividos.

Alexander o la dignidad y la caballerosidad, Oliver o el puro romanticismo y la ensoñación, Lionel o el arrojo y la pasión por la vida acompañarán a la Señorita Stirling en busca de un hundimiento a la vez que a la búsqueda de su propia identidad.

Tendremos que tener los ojos bien abiertos y estar atentos a todo lo que pasa ya que como una gran modista ésta autora no da ninguna puntada sin hilos y acaba creando unas historias que son auténticas joyas y trajes de alta costura.

Se percibe que ella también ama todo aquello relacionado con la época victoriana, el pasado y un cierto fanatismo por los grandes escritores ingleses del siglo pasado y este hecho ayuda mucho a que su imaginación vuele en una dirección muy concreta con respeto, mimo y sumo detallismo invitándonos a vivir una experiencia lectora sin igual.

De la mano de Lumen podemos ir al encuentro con estos personajes y una gran historia que nos quieren contar. 

¿Os animáis a ser parte de la historia? Os aseguro que no os arrepentiréis y si lo queréis regalar a vuestras hermanas, novias, madres o amigas os aseguro que tenéis parte del cielo ganado.

En una entrevista que le hicimos nos dijo: “A decir verdad, cuando un escritor se pregunta cómo será recibida su próxima criatura lo que le viene a la cabeza es “ojalá mi libro guste”. En el fondo los lectores son quienes tienen la última palabra, y lo que hacemos no tendría sentido si ellos no estuvieran al otro lado del canal de comunicación. Así que supongo que la mejor recompensa a nuestro esfuerzo es un simple “he disfrutado con tu historia” que a veces puede alegrarte por completo el día.”

Esperamos alegrarle el día pero es merecido ¡Tiene un talento innato! 

Muchas gracias Victoria por esta aventura. Desde La Petita Llibreria sólo te queremos desear que tu pluma siga escribiendo (lo necesitamos nosotros y todo el público amante de las buenas historias) y que ésta te reporte el éxito que te mereces.

¡Venga va, a vestirnos para la ocasión y a leer!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada