divendres, 14 de febrer de 2014

El amor imperfecto



Hoy es el día de San Valentín, un cura que fue castigado por casar en secreto a parejas de enamorados en el periodo de prohibición del reinado de Claudio II, es una fiesta que proviene del calendario romano antiguo que ensalza el amor y, a la vez, prohíbe la festividad pagana del amor que en esos tiempos se celebraba al día siguiente.

Con todo esto nos podemos preguntar ¿Qué es el amor? Seguro que cada uno de nosotros podría dar su propia definición, aunque en novelas y películas se acabe estereotipando lo que es el romance y los hábitos de los enamorados.

El amor, para mí, es un acto arriesgado de entrega, de ser con otro y ser una parte de otra vida que deja de ser ajena. El amor es una muestra de respeto, admiración y la fuerza que nos permite superar barreras y obstáculos. Sin amor, el mundo ya no existiría.

En la novela El amor imperfecto, encontramos un relato puro, real, dulce, tierno, ácido y muy contemporáneo. 

Trata el amor como si fuera una energía que se va transformando a lo largo del tiempo, se va adaptando a las necesidades de la vida y en cada etapa podemos aprender con la pareja a ser mejores y dar y recibir cosas diferentes. Amor, piel, amistad, compañerismo… el amor verdadero se traduce en comunión y crece con nosotros a la vez que se adapta a nuestros cambios y ciclos vitales.

La familia protagonista de la novela tiene a Alberto y Sandra como pareja principal, una pareja que tiene dos hijos, la mayor, Alice que en plena adolescencia se da cuenta que el amor de sus padres no es tan perfecto ni idílico como ella lo creía en su infancia y el pequeño Matteo, un chiquitín que padece falta de audición y con un corazón que no le cabe en el pecho.

La novela nos muestra como el amor puede ser indestructible y a la vez frágil, dulce y amargo… pero siempre está en algún lugar.

La pluma de Sara Rattaro nos invita a empatizar con los protagonistas y sentir en la propia piel los miedos, los problemas, la impotencia, la rabia, el desengaño y todo aquello que sienten estos nuevos amigos.

La emotividad no se pierde en ningún momento de la narración, es una lectura bella a la vez que muy reflexiva sobre el marco social en el que vivimos. 

Puede ser que el amor no sea perfecto o sintamos que no nos quieren como nosotros desearíamos pero esta familia nos mostrara el camino a la redención, a la verdad y a una unión en fin.

De la mano de Duomo podemos dibujar un amor realista que huye de estereotipos, de flores y bombones y de frases azucaradas.

El amor se puede presentar en múltiples personas y en múltiples formas, sólo debemos tener el corazón limpio para encontrar el lazo de plata que nos lleva al corazón del otro y animarnos a reflexionar que es para nosotros el amor, a quien amamos y como.

¿Qué haríamos por amor?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada