dimarts, 12 de febrer de 2019

Rey


Hoy viajaremos a Nueva Orleans, una ciudad dirigida y gobernada con puño de hierro por el mismísimo diablo a lo que es mejor dicho por Lachlan Mount, un rey a las sombras de una ciudad donde nada pasa sin su permiso.

Rey es la primera entrega de la trilogía Mount presentada por Meghan March donde descubriremos como dos mundos muy diferentes están a punto de colisionar.

Nuestra protagonista es Keira Kilgore dueña de la mejor destilería de whisky de la ciudad, acaba de quedar viuda de un hombre que la engaño y de quien estaba a punto de divorciarse pero lo que no sabe es la última sorpresa que le ha dejado, tiene una cuenta pendiente con Mount.

Mount aparecerá en su vida para trastocarla del todo, pero ¿esta es la primera vez que sus vidas confluyen? Quizás el destino ya ha jugado con ellos. Él viene a cobrar la deuda y no en dinero ya que sabe que Keira no lo tiene sino que el precio es ella, ceder a sus deseos más oscuros o perderlo todo. Él será su dueño o ella perderá la destilería de su familia.

Keira deberá decidir si perder su legado o su alma y parece ser que para ella su alma ya está perdida y no quiere poner en peligro a nadie más.

La relación que se establecerá entre ellos es de tira y afloja, él quiere una sumisión total y no solo de su cuerpo, sino de su voluntad y ella quiere ser fuerte de mente aunque su cuerpo reacciona traicionándola ante un hombre capaz de volverla loca del deseo más lujurioso que jamás ha sentido.

Una trama que engancha, con unos personajes sólidos forjados capa a capa y que nos irán mostrando diferentes facetas a medida que la historia y la relación entre ellos coge ritmo. Aunque no nos podemos olvidar de los secundarios, sobre todo de Magnolia, la amiga de Keira quien parece ser la única que ve la realidad tal como se presenta.

La prosa y el lenguaje marcan mucho a los personajes, al igual que los capítulos cortos presentados con el nombre del personaje que nos presenta su visión de los acontecimientos. Una relación donde el sexo y el poder son el afrodisiaco perfecto para hacer caer a una mujer fuerte en los brazos del hombre al que más odia.

Lo he leído del tirón y el final me ha parecido brillante, nos deja con un interesante descubrimiento y un personaje que regresa para complicar la vida de Keira un poco más, deja un regusto que solo puede aplacarse con la siguiente entrega “Reina” que este mes publica Vergara, así que poco nos falta para ver como nuestros titanes luchan por lo que desean y quizás por lo que aún no saben que desean.

Nueva Orleans tiene un dueño y este sin saberlo creo que ya tiene una dueña.

¿Vais a caer en la tentación?




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada